•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ingenio Benjamín Zeledón, localizado en el municipio de Potosí (Rivas), alcanzará durante la presente zafra azucarera, 2018-2019, la producción de azúcar más alta de su historia.

El ingenio rivense recientemente superó la producción de 1,378,836 sacos, de 50 kilogramos, que era una cifra récord, que alcanzó en el ciclo productivo pasado, 2017-2018.

La marca fue tumbada en los primeros 128 días de la zafra, la cual aún está en marcha.

La información sobre el incremento de la producción de azúcar y la caída de ese récord la confirmó la Compañía Azucarera de Sur (Casur), propietaria del ingenio.

Las autoridades de Casur señalaron en una nota de prensa que el incremento en la producción de azúcar obedece a la implementación de mejores prácticas agrícolas, que han permitido incrementar los rendimientos tanto en el campo, como en la fábrica.

“Casur en el constante mejoramiento de sus procesos alcanzó un nuevo récord en la producción de azúcar en lo que va de la zafra 2018-2019. Esto se logró gracias a las buenas prácticas agrícolas e incremento del rendimiento en cosecha y fábrica”, detalla la nota de prensa.

El buen momento que atraviesa la actividad azucarera en el ingenio rivense es considerado por Casur como un logro histórico para la compañía y sus colaboradores.

De noviembre a la fecha, en 128 días, Casur ha procesado 629,425 toneladas de caña.

El gubernamental Plan de Producción, Consumo y Comercio del ciclo 2018-2019 establece que la meta de siembra de caña de azúcar en todo el país es de 108,800 manzanas, para una producción de 17.2 millones de quintales de azúcar, 1% superior a 2017.

Exportaciones

Según ese plan, Nicaragua exportará en este ciclo 9.4 millones de quintales de azúcar, con ingresos por los US$195 millones y un consumo interno de 7.2 millones de quintales.

Las exportaciones de caña de azúcar durante 2018 generaron US$198.9 millones y ocuparon el cuarto lugar, en términos monetarios, de los principales productos de exportación de Nicaragua.

El volumen de azúcar enviado al exterior en 2018 creció un 32%, permitiendo un crecimiento en su valor de 10.3%, con respecto a 2017. 

A pesar de ese incremento en volumen, el valor de las exportaciones del endulzante nicaragüense no fue mayor porque su precio disminuyó en un 16.4%.