Secciones
Multimedia

Importación de bienes de capital sigue cayendo

Foto por: ARCHIVO / END

Los bienes de capital son maquinaria y equipos para la producción.

problema. Esto puede afectar la productividad del país, porque “la maquinaria normalmente es para producir, transformar y mejorar la producción”, dice presidente de APEN.

La inversión en las importaciones de bienes de capital para la agricultura, la industria y el transporte tuvo una caída de 47.7% en enero de este año, con respecto a enero de 2018, según los datos más recientes de Comercio Exterior, publicados este martes por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Nicaragua invirtió en enero pasado US$62.5 millones en bienes de capital, que son la maquinaria y equipos necesarios para la producción en el país, pero en el mismo mes de 2017, el país pagó US$111.1 millones por ese tipo de importaciones.

En el primer mes de 2019 el valor de las importaciones de bienes de capital disminuyó en US$48.6 millones y continuó la caída de las inversiones de ese tipo de bienes, que inició el año pasado.

El Banco Central explicó que la disminución en las importaciones de bienes de capital “fue el resultado de menores compras de bienes para el transporte (-60.4%), la agricultura (-43.1%) y la industria (-29.8%)”.

Agregó que “se observó una disminución en las importaciones de vehículos para transporte de mercancías y automóviles de turismo y motocicletas” y que “disminuyeron las compras de repuestos, partes y accesorios de maquinaria agrícola (-73.9%)”.

Consecuencias

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), dijo que la disminución en las importaciones de bienes de capital incide en un retraso en los niveles de sofisticación de la producción en el país.

“La maquinaria normalmente es para producir, transformar y mejorar la producción. Eso también significa que puede afectar la productividad promedio del país”, aseveró Jacoby.

Agregó que la baja inversión en bienes de capital, desde el año pasado, tendrá un impacto negativo en la calidad de los bienes que el país produce y exporta, así como un aumento de costos para las empresas.

“Cuando cae la inversión en bienes de capital, independientemente del sector productivo que sea, se siguen usando los mismos equipos que tenían, y que hipotéticamente tenían que reponer y, por lo tanto, tienen una mayor inversión en mantenimiento. Además, la calidad se puede ver afectada y se reducen las opciones de seguir aspirando a conseguir mayor innovación y nuevos mercados”, explicó Jacoby.

Para el presidente de APEN, una caída de 30% en las importaciones de bienes de capital “es un montón”.

El economista Sergio Santamaría dijo que la disminución de importaciones de bienes de capital reducirá las posibilidades de una pronta recuperación de la economía de Nicaragua, porque la disminución del 30% es significativa para el país.

“¿Cuál es el mecanismo de financiamiento de las inversiones en bienes de capital? A través del crédito de la banca. Entonces, como no hay créditos, las inversiones en ese tipo de bienes se verán afectadas, exceptuando aquellas que sean altamente priorizadas por la banca y probablemente tengan que ver con productos de agroexportación”, comentó Jacoby.

Santamaría agregó que en Nicaragua no hay un ambiente óptimo para los negocios en este momento. “No hay una claridad de que como empresa se pueda seguir operando en este país. Los empresarios invierten no solo para hoy, sino que quieren seguir siendo empresarios siempre, y eso es válido para los pequeños, los medianos y los grandes”, explicó.

Consumo

Según el Informe Anual del Banco Central, en 2018 las importaciones en general registraron una disminución de 13.7%.

Sin embargo, la adquisición de bienes de capital fue la que registró la mayor disminución (29.7%) en el valor respecto a 2017, admitió la entidad.

El informe oficial precisa que las importaciones de bienes de consumo también disminuyeron por la desaceleración del consumo doméstico. “Las importaciones de los bienes de consumo totalizaron US$1,877.9 millones, registrando una reducción del 16.1%, equivalente a US$359.5 millones”, informó el BCN.

Asimismo, las importaciones de bienes intermedios disminuyeron 12.2%, como resultado de “menores compras de materiales de construcción y bienes para la industria”, indicó la entidad.