• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La factura petrolera de Nicaragua registró una caída de 23.5% en enero de este año, con respecto al mismo mes de 2018, reveló el Informe de Comercio Exterior del Banco Central de Nicaragua.

El informe del BCN afirmó que en el primer mes del año Nicaragua importó crudo y sus derivados por un monto de US$72.8 millones, es decir, 22.3 millones menos que en enero de 2018 (US$95.1 millones).

Según la entidad, la disminución en la factura petrolera se dio por una baja en el precio del crudo contratado en ese mes de 21.5% y de los combustibles, de 17.5%.

El BCN manifestó que el precio promedio del crudo contratado fue de US$58 por barril.

Volumen

Pero, de acuerdo con la misma entidad, en ese mes también cayeron los volúmenes de crudo y sus derivados importados.

Las importaciones de crudo sumaron 346,700 barriles, 46,900 barriles menos con respecto a lo registrado en el mismo mes de 2018, informó el BCN. Ese monto equivale a un 11.9% menos.

Mientras tanto, los volúmenes de combustibles registraron una disminución de forma interanual de 2.8%, equivalente a 28,800 barriles menos, aseveró.

Según el economista Sergio Santamaría, la disminución en las importaciones de petróleo y sus derivados podría estar vinculada con una disminución en el consumo de petróleo y sus derivados en el país, como consecuencia de la crisis económica.

La factura petrolera ascendió a US$996.1 millones en el 2018 y fue superior en 12.7% a la de 2017, cuando el valor importado fue de US$884.1 millones.

Según el Banco Central, la economía nacional demandó 10.5 millones de barriles de petróleo y combustibles en el 2018, lo cual representó una reducción de 8.8% anual, con respecto a 2017. Pero el precio del crudo aumentó 34.1% y el de los combustibles 23.2%.