•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua recibió US$168 millones en concepto de remesas familiares procedentes de España en 2018,  según el Banco Central de Nicaragua.

La entidad publicó el Informe de Remesas Familiares del IV Trimestre de 2018, en el que se puede extraer que los nicaragüenses que viven y trabajan en ese país europeo enviaron casi un 20% más en divisas en 2018 que en 2017.

De acuerdo con ese informe, en el 2017 las remesas procedentes de España sumaron US$ 140.2 millones.

España se ha convertido en el tercer país que más genera remesas para Nicaragua. En el 2018, ese país fue el responsable del 11.2% del monto total de remesas que recibió el país (US$1,501.2 millones), pero en el 2016 manejaba solo el 8.9% del pastel y en 2017, el 10.1%.

as remesas se convirtieron en los últimos años en uno de los principales pilares de la economía del país. Archivo/END

Estados Unidos y Costa Rica siguen manejando la mayor parte del pastel en el monto de remesas familiares. El país norteamericano fue el responsable del 55% del total recibido el año pasado y el país vecino, del 19.7%.

De España vienen aún más remesas que de Panamá, el cual está más cerca geográficamente de Nicaragua que el país europeo. Las remesas procedentes del país canalero sumaron US$77.4 millones en 2018 y decrecieron en 5.4% con respecto a 2017.

El mayor crecimiento de las remesas procedentes de España se puede notar en las estadísticas históricas del Banco Central, ya que en 2012 los envíos de dinero desde esa nación alcanzaron US$57.9 millones. En ese año, España solo era responsable del 6.3% de las divisas en concepto de remesas.

Más migración

“El número de transacciones (envíos de remesas) de España crecieron 17.1% con respecto a 2017 y el monto promedio de las remesas recibidas desde ese país se ubicó en 315.4 dólares, 1.8% mayor a lo observado en 2017 (US$309.7)”, señaló el Banco Central.

Lea Montes, directora del Servicio Jesuita para Migrantes, de la Universidad Centroamericana, afirmó que los nicaragüenses están viendo a España como una alternativa más para migrar, debido a la saturación de migrantes nicaragüenses que existe en Costa Rica y las complicaciones que existen en relación con los migrantes en Estados Unidos.

La especialista en temas de migración señaló que a partir de la crisis sociopolítica más nicaragüenses han comenzado a migrar al país europeo, debido a que ya existe una base de nicaragüenses allá.

“Con esta crisis migratoria, uno de los destinos que cada vez agarra más fuerza es España. Esto se debe a que existen redes sociales (familiares o amistades) que les permiten viajar y establecerse allá, y solventar un poco los problemas que se han originado por la situación sociopolítica del país”, analizó Montes.

En el 2017 las remesas procedentes de España sumaron US$ 140.2 millones. Archivo/END

La directora del Servicio Jesuita para Migrantes aseveró que si la crisis sociopolítica no se resuelve, muchos nicaragüenses tendrán como única opción abandonar el país. “Por eso es importante que la crisis sociopolítica del país se solucione lo más pronto posible, porque si llegamos a un debacle económico, la situación será insostenible para muchos nicaragüenses”, expresó.

Remesas, un paliativo

Las remesas se convirtieron en los últimos años en uno de los principales pilares de la economía del país, pero para Lea Montes no son una solución para el desarrollo de la sociedad, sino un paliativo de las necesidades que enfrentan los nicaragüenses.

España se ha convertido en el tercer país que más genera remesas para Nicaragua. Archivo/END

Explicó que las remesas no sirven para subsanar el problema sicosocial que origina la migración. “Desde antes de la crisis ya había un problema sicosocial en el país (hijos sin papá ni mamá, familias dispersas, etc.) que las remesas no van a subsanar, porque estas sirven como una medida paliativa para las necesidades de las familias, pero no para construir proyectos de vida”, indicó Montes.

Ese problema sicosocial en el país se profundizará con la ola de migración actual que está provocando la crisis sociopolítica del país, sostuvo Montes.