•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las transacciones en el mercado de cambio totalizaron los US$895.98 millones en febrero de este año, 23.2% menos que en el mismo mes de 2018 cuando las operaciones alcanzaron los US$1,166.6 millones, de acuerdo con las estadísticas oficiales del Banco Central de Nicaragua (BCN).

La compra de divisas de bancos y financieras al público se redujo 28% en febrero de 2019, en comparación con el mismo mes de 2018.

Por otra parte, las ventas de estos agentes al público bajaron 25.3% menos en términos interanuales.

Conocedores del tema destacan que el fenómeno se asocia a la reducción de la actividad económica del país, especialmente en sectores generadores de divisas.

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), explica que los resultados del mercado cambiario en febrero pasado están asociados a los impactos negativos en actividades económicas generadoras de divisas como las exportaciones, el turismo y la inversión extranjera.

“Si bien es cierto que las remesas subieron, este aumento no compensa la reducción que han sufrido otros sectores generadores de divisas como los exportadores, el turismo y las inversiones. Recordemos que se cayó la inversión privada; la inversión pública continúa con los préstamos que ya se habían acordado antes con otros organismos”, indicó Jacoby.

Las exportaciones decrecieron 1.2%  en 2018; y el sector turístico percibió solamente US$544 millones en 2018, es decir, US$379.6 millones menos que lo proyectado.

Las exportaciones decrecieron 1.2%  en 2018. Archivo/END

Los envíos de mercancías al exterior cerraron el primer mes de 2019 con una caída de 2.6% en las exportaciones de régimen general y 10.45% en el régimen de zona franca, según cifras oficiales.

El presidente de APEN añadió  que las contracciones del crédito y el consumo privado que decreció 4.8% el año pasado también han influido en las transacciones del mercado cambiario.

“Los bancos han actuado bien porque han provisto liquidez y seguridad a sus depositantes; aunque al reducir el crédito, la banca y la actividad productiva se restringe. También el consumo está deprimido, la gente no está comprando como lo hacía antes”, consideró.

Importaciones

El economista José Vélez aseveró que la demanda de divisas en este momento estaría determinada en su mayoría por la importación de petróleo y derivados, pues las condiciones de pago han cambiado.

“Las importaciones cayeron en bienes de capital y bienes de consumo. En cuanto a las importaciones de petróleo, nosotros no tenemos las condiciones de preventa que teníamos antes con Venezuela. Ahora tenemos que pagar la factura completa. Nuestro mayor proveedor es Estados Unidos y no nos podemos atrasar en los pagos”, expresó Vélez.