•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El consumo de servicios de energía eléctrica y agua potable del sector comercial se redujo 4.6% y 5.9%, respectivamente en 2018, en comparación con 2017, según el Anuario de Estadísticas Macroeconómicas publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Al cierre de 2018, el sector comercial consumió 0.83 millones de megavatios hora  (MWh), 4.59% menos que en 2017 cuando se reportó que los establecimientos  comerciales consumieron 0.87 millones de MWh.

En los últimos 12 años (2006-2018) esta es  la primera vez que disminuye el consumo de energía en el sector comercial. En los años previos, el  consumo aumentó  entre 7.2% y 1.4%.

En la industria también hubo una disminución en  el consumo de electricidad. En 2017 se consumieron 0.79 millones de MWh y en 2018 se redujo a 0.75 millones de MWh,  es decir 4.8% menos que en 2017, según señalan las cifras del BCN.

El consumo total de energía eléctrica en Nicaragua se redujo 1%, al pasar de 3.41 millones de MWh en 2017 a 3.38 millones de MWh en 2018, según el Anuario Estadístico del BCN.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), expresó que  la reducción en  el consumo de servicios se encuentra asociado a las medidas de ahorro adoptadas por las empresas y a la menor actividad económica derivada de la crisis que inició en abril de 2018, que ha llevado, inclusive, al cierre de empresas.

En los últimos doce años es  la primera vez  que disminuye el consumo de energía en el sector comercial. ARCHIVO/END.
 “Es una combinación de factores, la actividad económica ha caído internamente, lo que lleva  a la reducción de puestos de trabajo, el cierre de empresas y disminución de la producción.  También se asocia con los ahorros energéticos que se han estado realizando en diferentes industrias para hacerlas más eficientes”, expuso Maltez.

El representante de Cadin señala que los altos costos de la energía han llevado a las empresas a emprender cambios para minimizar el consumo y  no alterar la estructura de costos.  Una de las desventajas de las empresas nicaragüenses es que no pueden acceder al Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac).


“El alza de energía ha provocado que la gente y empresas tengan que ver la manera de ahorrar,  porque se llega a un límite en que no se puede seguir pagando. El alza de la energía nos viene matando, seguimos siendo el sector que paga el kilowatt hora más caro de la región centroamericana, y lo peor es que no tenemos a la Siepac para comprar y vender energía. El Salvador, por ejemplo, el 25% de la energía que consume es de la red centroamericana.

AGUA POTABLE

En 2018, el país consumió  185.46 millones de metros cúbicos de agua, 0.3% menos que el año anterior, en el que se reportó la cifra de 186 millones de metros cúbicos.

El país consumió  185.46 millones de metros cúbicos de agua, 0.3% menos que en 2018 cuando se registró un consumo de 186 millones de metros cúbicos.  ARCHIVO/END.
En el sector comercial el consumo de agua se redujo 5.9%; al pasar de 19.72 millones de metros cúbicos en 2017 a 18.55 millones metros cúbicos en 2018.  En cambio, el consumo en el sector industrial aumentó ligeramente en este mismo período, 1.65%, al pasar de 588 mil metros cúbicos en 2017 a 597 mil metros cúbicos en 2018.

OTROS SECTORES

Para otras categorías de consumo de energía se reportaron en 2018 leves incrementos en el consumo de energía eléctrica, en relación a 2017; a excepción del consumo eléctrico por irrigación, que pasó de un decrecimiento de 6.7%  en 2017 a un alza de 20.9% en 2018.

El consumo residencial de energía en 2018 solo creció 0.8%,  mientras en 2017 se reportó un incremento de 3.2% para ese sector, según las cifras del BCN.

Del total de consumo de energía eléctrica del país en 2018 (3.38 millones de MWh), el 36%  correspondió a consumo residencial, 25% a consumo comercial, 22% a consumo industrial y el 17% restante se distribuyó entre consumo para bombeo, irrigación y alumbrado público.