• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Cinco caficultores del país, en coordinación con la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN), impulsaron la participación de Nicaragua en la feria “Specialty Coffee Expo 2019”, que se llevó a cabo en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, el fin de semana pasado.

Los caficultores nicaragüenses se presentaron en ese evento, al que asiste la industria internacional del café, con el nombre de “Cafés de Nicaragua”.
La industria del café es la que compra café en diferentes partes del mundo, incluyendo a Nicaragua.

ACEN destacó en una nota de prensa que, a pesar de las circunstancias negativas que atraviesa el sector cafetalero, esos caficultores “sostienen la producción que se está exportando en este año, con los mismos estándares de calidad que demanda industria”. Según ACEN, en el ciclo pasado (2017-2018), el 51.24% de las exportaciones de café nicaragüense tuvo como destino el mercado estadounidense.

“Nicaragua estuvo presente durante la feria con el stand #948, el cual representó a los Cafés de Nicaragua, donDurante las cataciones de café en la feria “Specialty Coffee Expo 2019”. Cortesía/ENDde se cataron cafés de Las Segovia, Matagalpa y Jinotega. Por supuesto, también se cataron los 18 cafés procedentes del evento ‘Selección por Región B2B Nicaragua’ que se llevó a cabo a finales de marzo en Asocafemat (Asociación de Cafetaleros de Matagalpa)”, aseveró ACEN.


La organización agregó en su comunicación que en el módulo se realizaron degustaciones de cafés y sesiones de catación, para mostrarle a la industria las variadas opciones de cafés que pueden encontrar los compradores en Nicaragua.

LOS ATRIBUTOS DEL CAFÉ NICA

Según ACEN, el café de Nicaragua hoy tiene consistencia en calidad y los productores tienen una enorme capacidad para ajustarse a las tendencias y demandas del mercado internacional. Trabajan con diferentes procesos, conocidos estos como naturales, mieles y anaeróbicos.

“El stand proporcionó un espacio de referencia único para dar conocer todo sobre el grano de oro de nuestro país, realizar reuniones con compradores, proveedores, socios o brindar muestras e información relevante de nuestros cafés, afianzando las relaciones comerciales existentes y abriendo nuevas oportunidades.

Por otra parte, los participantes nicaragüenses pudieron asistir a simposios y charlas especializadas sobre análisis de los mercados del café, nuevas tendencias, innovación y compartir experiencias interactivas con otros productores”, aseveró ACEN.


Según Edwin Ruiz Gonzalez, director ejecutivo de ACEN, Nicaragua participa en esa feria desde el 2005, de la misma manera que lo hacen los otros países productores de la región.

“Considero oportuno y acertada la visión de estos cinco productores, que a pesar de sus limitaciones dedicaron sus recursos y tiempo para apoyarnos a promover el café de Nicaragua.

El punto a subrayar aquí es que la participación en la feria nos permitió llevar un mensaje positivo a la industria o compradores de que, a pesar de las adversidades, Nicaragua continúa produciendo con la misma consistencia”, dijo el presidente ejecutivo de ACEN.

Los precios internacionales del café no han pasado de los US$120 dólares en los últimos años. ARCHIVO/END.

Etapa crítica

El presidente de ACEN, Carlos Bendaña, manifestó recientemente que el café está atravesando una etapa “crítica y extremadamente peligrosísima”, porque se le han juntado todos los factores negativos que pueden afectar a ese sector.

“Tenemos cuatro años de estar sufriendo los precios más bajos en la historia del café. Hoy día anda alrededor de US$96 por quintal. Si bien es cierto que en esos cuatro años no todo el tiempo ha estado así, pero no ha pasado de los US$120. Ha oscilado entre US$95 y US$120, cuando nuestros costos de producción andan por alrededor de US$140. Es decir, estamos perdiendo aproximadamente US$45, por quintal producido”, señaló el presidente de ACEN.

Aseveró que los caficultores también han sido afectados por el cambio climático, la falta de créditos y últimamente por la carga impositiva que les impuso el Gobierno a través de las reformas tributarias.
Nicaragua tiene alrededor de 45,000 pequeños, medianos y grandes productores de café, con alrededor de 200,000 manzanas de tierra con ese cultivo. Anualmente, el café genera más de US$400 millones.