•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La sanción impuesta por Estados  Unidos contra el Banco Corporativo (Bancorp), representa un duro golpe al gobierno y ratifica que sin acuerdos en Nicaragua los castigos seguirán siendo aprobados en contra del Estado, dijeron Juan Sebastián Chamorro y José Adán Aguerri.

Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y miembro de la Alianza Cívica, dijo que la sanción para el Bancorp envía “un mensaje clarísimo”.

“Es una sanción directa al Bancorp y por lo tanto a los accionistas del banco. En todo caso es un mensaje clarísimo de una sanción a la institución que ha servido como financiadora de toda la cooperación venezolana y es un golpe bastante duro, van a tener que diseñar una estrategia (en el gobierno) para resolver ese problema”, expresó al respecto Chamorro.

En esa misma línea se declaró el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, quien explicó que sin solución a la crisis en Nicaragua, continuarán las sanciones contra el gobierno.

“Hemos venido señalando una y otra vez que mientras el gobierno no cese la represión, no devuelva los derechos a todos los nicaragüenses y no cumpla con lo acordado en la negociación con la Alianza Cívica,  las sanciones van a continuar”, indicó Aguerri a El Nuevo Diario.

El miércoles el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció una sanción al Bancorp, impidiendo que esa institución efectúe cualquier transacción con personas y entidades que tengan presencia en suelo estadounidense, lo que prácticamente le bloquea cualquier giro financiero.

Juan Sebastián Chamorro, director de Funides Estados Unidos acusó al Bancorp de funcionar como institución para cometer lavado de dinero y de brindar asistencia financiera, logística y tecnológica a la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, quien ya estaba sancionada.

LAS CONSECUENCIAS

Esa anuncio del Departamento del Tesoro “son consecuencias de las sanciones internacionales que se están dando. Contra Bancorp ya se esperaba esa sanción, porque es una institución corrupta”, añadió Chamorro.

El ocho de marzo pasado la Asamblea Nacional aprobó La ley para convertir el Bancorp en el Banco Nacional (BN) y el monto de la transacción se fijó en C$743,054,127.11 millones, que se pagarían a través de emisión de bonos de la República a un plazo de 5 años, con una tasa de interés del 6% anual.

Los recursos para pagar el monto se tomarían del Presupuesto General de la República, en el servicio de intereses y amortización de los bonos.
“Todo el mundo sabe que eso es un activo público, entonces, simplemente le estaría aumentando el costo a la sanción,  porque traspasaría al Estado”, comentó Chamorro.

Los ejecutivos de Bancorp “estarían trabajando para una institución sancionada con todas las implicaciones que eso significa, que no van a poder hacer transacciones prácticamente con nadie”, añadió.    

Un banco sin nacer

Para Aguerri, la decisión del Departamento del Tesoro deja al Banco Nacional “sin nacer”.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep.  “En relación con la sanción al Bancorp y a la operación que pretendía convertir a este banco en un banco del Estado, ya habíamos señalado que esto no iba a funcionar, porque el gobierno americano iba a ajustar la sanción para incluir al banco estatal que es lo que hicieron hoy. Con esta sanción el banco estatal prácticamente se quedó sin nacer”, sostuvo Aguerri.

Aguerri señaló que la manera en que pueden evitarse más sanciones es que el gobierno cumpla con la Alianza Cívica los acuerdos del pasado 29 de marzo, que incluyen la liberación y anulación de los casos contra los manifestantes presos, así como la restitución de las garantías y derechos ciudadanos contemplados en la Constitución Política.

“Los acuerdos, los compromisos deben materializarse más allá del papel y las palabras. Lo que cuenta son los hechos y con lo acontecido hoy (este miércoles) al reprimir la marcha, vemos que  desafortunadamente seguimos con más de lo mismo que hemos vivido en los últimos doce meses”, recalcó.

Este miércoles, la Policía Nacional y civiles armados impidieron una marcha convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco y, según varios videos, detuvieron a varias personas.

Al cerrar la noche, la  Policía Nacional emitió un comunicado diciendo que las personas detenidas supuestamente ya estaban en sus casas, pero ninguna organización independiente pudo corroborar esa versión.