•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua recaudó C$64,453.5 millones en el 2018 a través de diferentes tributos, esto significó una disminución de alrededor de C$4,208 millones con respecto a 2017.

La principal disminución tributaria se dio en el impuesto al valor agregado externo y el impuesto selectivo de consumo a las importaciones, con un aproximado de C$3,500 millones que se dejaron de recaudar el año pasado en comparación con el 2017, según el Anuario de Estadísticas Macroeconómicas 2018 del Banco Central Nicaragua (BCN).

La merma en la recaudación por esos dos tributos se debe a la caída del 13.7% que experimentaron las importaciones de bienes en 2018, lo que se deriva de la recesión económica que está sufriendo el país a raíz de la crisis sociopolítica que el pasado 18 de abril cumplió un año, advierten dos economistas y un experto tributario consultados por El Nuevo Diario.

De acuerdo con el documento oficial, la recaudación del impuesto al valor agregado externo ascendió a C$12,785.8 millones, es decir, C$2,716.2 millones menos que en el 2017, cuando ingresaron al fisco por ese tributo C$15,502 millones. 

En términos porcentuales, la recaudación del IVA externo sufrió una disminución de 17.5%.

El IVA, según el experto fiscal, que pidió el anonimato, se divide en dos: el interno, que pagan los consumidores cuando van a algún establecimiento comercial a adquirir cualquier producto; y el externo, que pagan las empresas por la internación de algunos bienes al país.

Según el Anuario de Estadísticas Macroeconómicas del BCN, la recaudación del IVA en el 2018 dejó ingresos por el orden de los C$21,862 millones, de los cuales C$12,785.8 millones correspondieron al IVA externo y C$9,076.1 millones al interno.

Cabe mencionar que el IVA en su conjunto registró una caída de 14.4% con respecto a 2017.

ISC

Por otra parte, el impuesto selectivo de consumo a las importaciones ascendió a C$2,759 millones, C$781.8 millones menos que en el 2017 cuando se reportaron C$3,540.8 millones, sufriendo una caída de 22.1%.

Por otra parte, el impuesto selectivo de consumo a las importaciones ascendió a C$2,759 millones, C$781.8 millones menos que en el 2017 cuando se reportaron C$3,540.8 millones, sufriendo una caída de 22.1%. Archivo/END

El experto tributario explicó que si bien hay una diferencia en el IVA externo y el ISC a las importaciones, la recaudación en ambos tributos disminuyó debido a la caída de las importaciones, las cuales fueron afectadas por la caída del consumo y la inversión en el país.

La economía

El economista Sergio Santamaría dijo que es fácil deducir que al importar menos bienes en el 2018, lógicamente los impuestos también iban a disminuir.

“Esa caída de las importaciones en 2018 cerró un poco la brecha externa ( el déficit comercial), pero sí tuvo un impacto fiscal al tener menos recaudación y eso está acorde con el decrecimiento que tuvo la actividad económica del país”, señaló Santamaría.

Por otra parte, según Santamaría, la caída en la recaudación de divisas por esos dos tributos contribuyó a un mayor déficit fiscal del país en el 2018, lo cual a su vez aportó al resultado negativo que tuvo la economía nicaragüense.

Según el Anuario de Estadísticas Macroeconómicas del Banco Central, en 2018 el fisco recaudó C$64,453.5 millones en diferentes tributos que existen en el país, como el impuesto sobre la renta (IR), IVA, ISC, entre otros. Esa cifra fue menor en un 6%, lo que en términos monetarios equivale a más de C$4,208 millones.

De esa manera, experimentó un retroceso en la recaudación tributaria, si se toma en cuenta que en el 2017 consiguió una recaudación de C$68,661.6 millones, con un crecimiento superior al 11% con respecto a 2016.

Santamaría refirió que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas han pronosticado una contracción económica más fuerte en 2019 para Nicaragua. 

En el caso del FMI, la proyección es de -5% para este año, luego de haber estimado que en el 2018 el PIB nicaragüense descendió 4%.

Eso indica, según el economista Santamaría que este año se podría experimentar nuevamente una caída en la recaudación tributaria en general y en los tributos antes mencionados en particular.

En el caso del FMI, la proyección es de -5% para este año, luego de haber estimado que en el 2018 el PIB nicaragüense descendió 4%. Archivo/END

El economista Róger Cerda señaló que la disminución en el impuesto al valor agregado externo y el ISC a las importaciones coincide con la evolución de la actividad económica del país. “Es lógico que así como hay menos volumen en la actividad de compra y venta haya menos recaudación”, explicó.

Cerda opinó que una mínima caída en la recaudación tributaria del país es importante para la economía nicaragüense. “Un dólar que sea es significativo para la economía de Nicaragua”, refirió.