•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda) informó que este año las ventas de agroquímicos y fertilizantes para los cultivos de café y maní podrían reducirse en US$10.5 millones, como consecuencia de fenómenos climatológicos y la reducción del crédito, este último una consecuencia de la crisis que afecta al país desde el año pasado.

La reducción en la venta de agroquímicos y fertilizantes para el café será de unos US$7.5 millones. La inversión en agroquímicos para el café es de US$320 por manzana, y si se aplica fertilización foliar esta subiría hasta US$450 por manzana, calcula Anifoda en su boletín informativo sobre el primer trimestre de este año.

“Si se dejara de gastar al menos un tercio (33%) por la falta de recursos de los cafetaleros, se estaría reduciendo en unos 150 dólares (por manzana). Esos US$150, en unas 50,000 manzanas de café, es igual a US$7.5 millones”, explica el informe de Anifoda..

COSECHA

Para el ciclo 2019-2020 la cosecha de café se reducirá entre 600,000 y 700,000 quintales. Si en el ciclo 2018-2019 se cosecharan 2.7 millones de quintales, en el ciclo 2019-2020 la cosecha podría quedar en 2.1 millones de quintales, ya que las plantaciones de café se están deteriorando, explica Anifoda.

En 2017, en promedio, los cafetaleros hicieron cuatro aplicaciones de fertilizantes, en el 2018 solo tres; y  todo apunta que en 2019 van a aplicar dos. ARCHIVO/END.
“Debido a la restricción del crédito bancario, el cafetalero va a invertir menos en sus plantaciones, pese a que necesita controlar la roya, la broca y otras enfermedades particulares de ese cultivo. El 70% de los insumos que demandan los caficultores corresponde a fertilizantes. Si el cafetalero hizo en 2017 cuatro aplicaciones de fertilizantes, en el 2018 hizo solo tres; y en el 2019 todo apunta a que van a aplicar dos. Y eso va a tener un impacto muy negativo en la cosecha”, precisa el documento.

 MANI

En el caso del maní, la reducción en el uso de agroquímicos podría ascender a US$3 millones para este ciclo. Aunque Anifoda reconoce que es prematuro realizar proyecciones para este ciclo, señala que el año pasado los rendimientos de este cultivo se redujeron a 70 quintales por manzana y antes, en 2017, a 62 quintales por manzana.

En el cultivo de maní se gastan alrededor de US$250 dólares en promedio en agroquímicos. Si se usan fertilizantes foliares, el gasto podría ascender a US$300 dólares, según las estimaciones de Anifoda. “Por lo tanto, si se llegaran a reducir unas 10,000 manzanas de ese cultivo, se estarían perdiendo US$3 millones en ventas”, estimó la organización.

En el ciclo anterior se sembraron con maní 65,800 manzanas de tierras.
US$300 dólares se requieren  para la compra de fertilizantes foliares por cada manzana sembrada de maní. ARCHIVO/END.

Las importaciones de insumos agrícolas para estos dos cultivos podrían ser de US$8 millones menos. El año pasado se importaron unos US$70 millones para maní y café, por lo que en términos porcentuales este año la caída en importación de agroquímicos y fertilizantes para esos cultivos sería entre 10% y 12%, estima Anifoda.

“Si le sumamos la reducción que podría haber en otros cultivos, tomando en cuenta que estamos amenazados por fenómeno climático El Niño, por ejemplo en maíz y frijol, completamos fácilmente un 15%”, añade la asociación.