•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Empresarios del sector transporte terrestre, de carga y pasajeros, afirman que las alzas de precios del combustible les han quitado competitividad frente a transportistas de otros países de Centroamérica, donde buscan clientes como alternativa a los efectos de la crisis económica en Nicaragua.

Rigoberto Mendoza, de la junta directiva de la Asociación de Transportistas de Nicaragua, comentó que “si el mercado está bajo, nosotros estamos mal porque dependemos de la industria, del movimiento de carga. Calculamos un 55% la baja que hemos tenido el primer trimestre. Estamos esperando siempre la oportunidad, pero se nos está haciendo larga”. 

“El impacto que nos ha ocasionado es que casi ya no podemos competir a nivel de Centroamérica, ha sido muy duro este problema de los combustibles. Cuando vamos a una licitación, la mayoría del tiempo quedamos fuera porque no se nos quieren reconocer esos costos”, explicó Mendoza.

Sobre la posibilidad de cargar combustible en otros países de Centroamérica, donde es más barato, respondió que “hay posibilidades de hacerlo, pero es bien difícil; en otras partes tenemos que pagar al momento de la compra o incluso adelantado, mientras que aquí, como son grandes cantidades de combustibles, nosotros tenemos contratos con las gasolineras y podemos pagar a los 20 o 22 días”.

Los precios

Desde el 14 de enero hasta la semana del 29 de marzo de este año, los precios de los combustibles en Nicaragua han acumulado un aumento de C$7.16 por litro de la gasolina súper, C$7.24 en la gasolina regular y C$3.76 en el diésel.

Esta semana el litro de diésel lo venden a C$30.16, la gasolina súper a C$35.67 y la gasolina regular a C$34.78.

En temporadas altas una empresa de transporte puede demandar hasta 22,000 galones de combustible por mes, “y uno no cuenta con la plata en la bolsa para desembolsarlos al instante”, dijo Mendoza.

La temporada alta para estos transportistas inicia en junio y termina en diciembre, por el dinamismo de las actividades económicas en esos meses, en especial el agro.

“El conductor gana por viaje, entre más viajes hagan, ganan más dinero, entonces, lo que ellos hacen es trasladarse a otros lugares donde ganan más, fuera o dentro del país, con empresas que aún mantienen contratos”, explicó.

Transporte de personal

Miriam Zepeda, empresaria del transporte que ofrece servicio a empresas y organizaciones no gubernamentales dentro de Nicaragua, comentó que desde enero los costos se han elevado.

“El año pasado podía hacer cuatro viajes dentro de la ciudad con C$200 de diésel, ahorita, con esa misma cantidad hago quizás un viaje y medio, porque alcanza para menos. Los traslados fuera de Managua también están más caros, anteriormente podía llenar el tanque de una camioneta con US$50, ahora se necesita entre US$70 y US$75”, afirmó.

“Tuvimos que aumentar un poco el precio, también llegamos a arreglos con el cliente y es que él asuma el combustible, en dependencia de eso va a variar el precio. Esa es una forma de trabajar en este negocio”, señaló.