•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La deuda pública contraída con fuentes internacionales ascendió a US$5,987.6 millones en el primer trimestre del año,  de acuerdo con cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua (BCN), este monto representa el 48% del producto interno bruto (PIB), tomando en cuenta las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año.

El saldo de la deuda pública externa correspondiente al  primer trimestre del año supera en US$38 millones  al registrado al término de 2018, cuando alcanzó los US$5,949.6 millones, exponen las estadísticas del BCN. 

Si se comparan los saldos de deuda con el PIB se encuentra que  la deuda pública externa de 2018 representó el 45% del PIB de ese mismo año que ascendió a US$13,117.90 millones. 

En cambio, en el primer trimestre de este año esta proporción sube hasta el 48%, pues aumentó el monto de la deuda y los pronósticos del PIB indican un deterioro, al tomarse como referencia una caída del crecimiento del 5%, estimada por el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

A criterio de la Fundación  Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) los ratios de deuda pública externa continúan sostenibles y con alta concesionalidad, al igual que al cierre de 2018, aunque resalta que en 2018 Nicaragua “detuvo el proceso de desendeudamiento público que se venía realizando en los últimos años”.

“La capacidad de pago de la deuda pública tiene que ser evaluada bajo escenarios de la nueva situación del país. Además, deberían analizarse escenarios estresados de dicha deuda para ver qué podría ocurrir en caso de eventos aún más negativos, en términos económicos”, precisó la entidad.

Fuente

El 69.6% (US$4,166.3 millones) de la deuda pública externa corresponde a fuentes multilaterales, el 29.6%, equivalente a US$1,770.7 millones pertenece a fondos de fuentes bilaterales,  el 0.8%  (US$50.6 millones) restante  pertenece a proveedores y banca comercial.

De las fuentes multilaterales, la de mayor representatividad fue el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).  Al cierre del primer trimestre, el saldo de deuda con esta entidad  totalizó los US$2,031.5 millones, US$14.4 millones más que al final de 2018.  La segunda institución que  más aportó fue el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con US$1,024.5 millones, unos US$8.5 millones más que al cierre de 2018.

Los saldos de deuda contraídos con el FMI en el primer trimestre se redujo en US$0.4 millones,  en comparación con el cierre de 2018. Al pasar de US$195.8 millones a US$195.4 millones.

El servicio de la deuda externa pública acumulado en el  primer trimestre fue de US$66.6 millones, de este monto, US$40.2 millones fueron pagos de principal y US$26.4 millones en pagos de intereses, según expone el BCN.

Del total del servicio de deuda de este período unos US$64.5 millones correspondieron a obligaciones con fuentes multilaterales,  como el BCIE y el BID a los que se les pagó US$40.4 millones y US$16.6 millones, respectivamente. 

En el informe de país correspondiente a abril de este año, la Unidad de Inteligencia de The Economist señala que “un aumento de los préstamos en condiciones no concesionales aumentará los costos del servicio de la deuda”.