•  |
  •  |
  • END

El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano señaló que es conveniente hacer un examen general del sistema tributario del país, entre ellas las exoneraciones e incorporar de forma inmediata y permanentemente la estructura de producción nacional nicaragüense dentro de dicha estructura.

Según Solórzano, ante la falta de una política de desarrollo productivo, se han establecido exoneraciones, que algunas personas confunden con regalos, pero que en realidad son extensiones al sector agropecuario, a la pequeña industria y a la pesca artesanal, con el objetivo de motivar y aumentar la producción.

De igual forma se refirió a la urgencia de diferenciar entre exoneraciones y márgenes a algunos de los sectores productivos del país.

“Hay algunas que me parecen que no son exoneraciones, más bien son márgenes que se le deja al sector productivo en Nicaragua, donde hay poco encadenamiento del valor y se importan materias primas, insumos, maquinarias, factores de la producción y en eso debemos de tener cuidado porque deberían de estar incorporados dentro de la propia estructura tributaria del país”, indicó Solórzano.

El funcionario también se refirió a que se debe tener cuidado con las importaciones de maquinarias, las que no deben ser grabadas porque son dirigidas al funcionamiento y desarrollo de las pequeñas industrias.

Insumos para agro

“Todo lo relacionado con la importación de maquinarias para las actividades productivas no debe ser grabado. Otra cosa es que algunas materias primas que no se producen en Nicaragua también deberíamos tomar en consideración que son insumos que necesita el país para su desarrollo productivo, todo eso en el marco de una política tributaria general que debe corresponder con la política de desarrollo económico y social del país”, resaltó el titular del Mific.

Aunque el ministro reconoció que es tiempo de revisar el sistema tributario nacional, dijo que esta revisión deberá estar sujeta a la protección y promoción de las pequeñas industrias, ya que éstas representan una de las mayores fuentes de ingresos en el sector y en la economía nicaragüense.

Las declaraciones de Solórzano son realizadas un día después que el presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, manifestara que es necesario establecer una mesa de diálogo entre la empresa privada y el gobierno para discutir la posibilidad de realizar reformas tributarias, ya que éste fue un punto pendiente en las negociaciones de la semana pasada con el Fondo Monetario Internacional y que está incluido en la agenda complementaria 2010.