•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las exportaciones de manufactura disminuyeron  8.6%  en febrero de este año para totalizar los US$103.3 millones, mientras que en el mismo período de 2018 se registraron ventas en este sector por el orden de los US$113 millones, según las cifras más recientes del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Los envíos de manufactura al exterior representan la mitad de las exportaciones de Nicaragua. Este grupo está compuesto por 10 actividades identificadas, entre las que sobresalen productos alimenticios, derivados del tabaco, textiles, sustancias químicas, productos de madera, entre otros. 

Febrero es el segundo  mes del año en el que se reducen las exportaciones de esta naturaleza, pues en el primer mes del año mostraron una ligera mejoría, equivalente al 5.67% interanual. En términos acumulados en el primer bimestre del año, las exportaciones de manufacturas se contrajeron 1.63%, al pasar de US$220.5 millones en los primeros dos meses del año a US$216.9 millones en el mismo lapso de 2018.

Del total de exportaciones del primer bimestre, US$433.9 millones, las de manufactura representaron el 49.9%, seguida por las de productos agropecuarios que totalizaron los US$135.5 millones (30.76% del total).

Altas y bajas

Según explica el Banco Central, el comportamiento del sector  en los primeros dos meses del año se caracterizó por el crecimiento observado en las exportaciones de textiles y prendas de vestir,  bebidas y rones, lácteos  y carne. Aunque aclara que estas alzas no compensaron la baja observada en las exportaciones de azúcar, productos de cuero y fabricación de calzado.

El 80.5%  (US$174.7 millones) de las exportaciones manufactureras corresponde a productos alimenticios como café instantáneo, panadería y galletería, despojos comestibles y harina de trigo, carne y lácteos, por mencionar algunos.

Unos US$5.8 millones corresponden a textiles, lo que equivale a 2.7% del total. De cerca le siguen  las sustancias químicas industriales con US$5.7 millones, el 14.2% restante corresponde a otras actividades, según las estadísticas.