•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las exportaciones de okra estarían en riesgo si la empresa Agro España Nicaragua (Agroesnica) decide irse del país.

La compañía, con capital español, denunció que la Empresa Administradora del Aeropuerto Internacional (EAAI) comenzó a cobrar 5 centavos de dólar por cada kilogramo a exportar, en concepto de inspección de seguridad aeroportuaria de carga.

Por tanto, la gerente de Agroesnica, Mabel Arévalo, informó que estudian dejar Nicaragua porque ya no ven rentabilidad en el negocio. 

Explicó que en los últimos meses han tratado de ser creativos para contrarrestar “toda la agresión fiscal” que han recibido las empresas en Nicaragua.

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), advirtió que si Agroesnica se va, se perderían 1,200 empleos, y en total se verían afectadas alrededor de 50,000 personas que se benefician directa o indirectamente de la producción de okra.

Jacoby manifestó que pasaron muchos años para que Agroesnica se posicionara en el mercado internacional como líder en exportación de okra y que al retirarse enviaría una señal negativa a los inversionistas extranjeros.

“Estaríamos retrocediendo años y el Gobierno tiene que revertir esta decisión (del nuevo cobro de 5 centavos de dólar)”, insistió el presidente de APEN.

El año pasado, Nicaragua exportó 5.4 millones de kilogramos de okra, un producto que no es común en los platos de los nicaragüenses, pero sí en países como EE. UU., Canadá, España, Francia, Italia y Reino Unido.

Imagen referencial. Archivo/END

Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), el año pasado, el volumen exportado de okra se incrementó en 49.6%, dejando atrás los 3.6 millones de kilogramos exportados de 2017.

Asimismo, los ingresos generados por ese producto registraron un incremento de 19.6%, pasando de US$8 millones en el 2017 a US$9.6 millones en el 2018.

Riesgo

La okra es uno de los llamados productos no tradicionales de exportación de Nicaragua. En 2018, ese vegetal ocupó el lugar número 31 de la cesta exportadora del país, pero ha tenido un crecimiento destacado en los últimos años, pasando de US$4.7 millones en 2012 a los US$9.6 del año pasado.

Además, según el Banco Central de Nicaragua, en el año 2000 ese producto apenas generaba US$582,600.

Mabel Arévalo, gerente de Agroesnica, respaldada por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), APEN y la Camara de Industria de Nicaragua (Cadin), afirmó el pasado 30 de abril que las empresas ya le están pagando una cantidad de dinero a la Dirección General de Servicios Aduaneros por la inspección de seguridad de cargas, por lo que el Gobierno está duplicando esa tarifa por un mismo servicio.

Arévalo explicó a El Nuevo Diario que al cobrarles 5 centavos por kilogramo, por la inspección de cargas, los costos por caja de okra se incrementan en un 12%, aunque la aduana ya cobraba US$20 para mercadería fresca.

Por otra parte, “ese 12% no lo podemos transferir al precio de venta”, aseveró la empresaria.

La empresa solo puede controlar son sus costos de producción. Según Arévalo, en esta época el precio de la okra en el mercado internacional se deprime, porque hay bastante producción en otros países.

“Ahorita tenemos precios de US$10 a US$12 por caja, con los que en otros años podíamos vender, pero ahorita no podemos. No podemos competir con esos precios internacionales”, explicó Arévalo.

Afirmó que ese nuevo cobro se suma a otro de US$13 por la emisión de un certificado fitosanitario del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), “que ya estaba incluido en los honorarios del IPSA”, más US$5 por la transmisión electrónica en cada póliza de exportación. 

Imagen referencial. Archivo/END

A eso hay que sumarle los mayores costos por la reducción de frecuencias y espacios aéreos en el aeropuerto por la caída de las importaciones y los constantes incrementos en los combustibles e insumos agrícolas.

“Hemos tratado de ajustarnos y ser creativos por la responsabilidad de todo el capital humano que tenemos detrás”, expresó la representante de Agroesnica. La empresa emplea a unas 1,200 personas.

Perecedero

La okra es un producto altamente perecedero y se transporta solamente por la vía aérea. De acuerdo con Agroesnica, el transporte aéreo asegura el cumplimiento de entrega y la calidad del producto, el cual tiene un tiempo de tránsito de entre 24 y 48 horas, en dependencia del destino.

Según el Cetrex, en el 2017 las exportaciones de okra se dirigieron a EE. UU. (principal mercado, al que se exportaron en ese año alrededor de 1.7 millones de kilogramos, con un valor de US$3.6 millones), Canadá, Francia, Hong Kong, Italia y Reino Unido.

La empresa también informó en su sitio web que ese vegetal tiene en anaqueles una vida de entre 10 y 15 días.