•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre enero y abril del 2018, las exportaciones nicaragüenses a Venezuela ya habían generado US$2.8 millones, y al final del año cerraron con un valor total de US$20.9 millones en ventas. Sin embargo, los más recientes informes oficiales del Centro de Trámites para la Exportaciones (Cetrex) y el Banco Central de Nicaragua (BCN) carecen de datos del mercado venezolano.

René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan), afirmó que las exportaciones a Venezuela en este año están en cero a consecuencia de las sanciones de Estados Unidos a la empresa Alba de Nicaragua (Albanisa) que canalizaba las operaciones.

Albanisa fue alcanzada por las sanciones que impuso EE. UU. a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en enero de este año, accionista mayoritario de la empresa con sede en Managua.

Blandón aseguró que la mayoría de industrias nicaragüenses dejaron de exportar a Venezuela desde hace dos años y las pocas que continuaron haciéndolo optaron por abandonar ese mercado este año al considerar esas sanciones de alto riesgo.

“Había una dependencia de Albanisa y eran ellos los que pagaban las facturas por las compras que hacían en Nicaragua. Sí, se miraba que la que importaba era la industria (venezolana), pero aquí pagaba Albanisa. Ahora con las sanciones de EE. UU., las industrias y los exportadores se abstuvieron de vender a ese mercado. Aunque tengan necesidad, mejor buscan otras alternativas”, explicó Blandón.

Albanisa fue alcanzada por las sanciones que impuso EE. UU. a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en enero de este año, accionista mayoritario de la empresa con sede en Managua. Archivo/END

El presidente de Conagan afirmó que existe el temor de que si se exporta a Venezuela a través de Albanisa las empresas sean afectadas por estas sanciones y afecten las relaciones comerciales con EE. UU., principal mercado de las exportaciones nicaragüenses.

El descenso

El 2010 fue el año de despegue de los envíos de mercadería a ese destino y el BCN registró un incremento de US$108.5%.

El mejor momento de las exportaciones nicas a Venezuela ocurrió en 2012 cuando alcanzaron los US$444 millones, 46.7% más que en 2011 cuando fueron de US$302.64 millones. 

En 2012, el mercado venezolano se posicionó como el primer destino de la carne de bovino nicaragüense con US$209.44 millones, seguido por EE. UU. con US$127.9 millones.

Desde el 2013, los envíos de mercancías al país sudamericano mostraron constantes caídas, superiores al 13.5%.

En 2014 y 2017, las ventas de productos nicaragüenses a Venezuela parecieron recuperarse al cerrar con crecimientos de 1.6% y 2.8%, respectivamente.

Pero en 2018, las exportaciones al país suramericano solo generaron US$20 millones, cayendo 82% respecto a 2017, cuando había alcanzado US$116.8 millones.

Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), coincidió con Blandón en que las sanciones a Venezuela preocuparon a los exportadores nicaragüenses, ya que Albanisa es el único canal para exportar a ese mercado.

“Hay preocupación porque Pdvsa fue sancionada y eso rebota a Albanisa, que es el único mecanismo para exportar a Venezuela. Antes exportábamos frijoles, aceite, carne lácteos, en un momento el monto de exportación era cercano a los US$500 millones”, dijo Jacoby.

END

Reubicación 

Óscar López, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), dijo que la leche UHT (esterilizada) era el principal producto lácteo exportado a Venezuela, sin embargo, dejó de exportarse desde finales de 2017.

El deterioro del mercado venezolano “inició con una disminución del volumen equivalente al 70% entre 2016 y 2017”, señaló López. 

“El año pasado no exportamos (ningún producto lácteo) y tampoco en lo que va del 2019”, aseveró.

Según López, las partes involucradas no llegaron a ningún acuerdo y los compradores venezolanos decidieron dejar de importar desde Nicaragua. 

Ante la salida del mercado venezolano, los exportadores relacionados a la actividad ganadera han reubicado sus productos en otros destinos, reconoció López. 

El presidente de Conagan explicó que la reubicación de los volúmenes exportados a Venezuela ha sido más difícil porque hay mercados que han cerrado sus fronteras a la carne y lácteos nicaragüenses, como Panamá y Honduras.

El 2010 fue el año de despegue de los envíos de mercadería a ese destino y el BCN registró un incremento de US$108.5%. Archivo/END

“Este producto que se vendía a Venezuela se está tratando de ubicar en otros mercados de la región y otros fuera, como Taiwán. Panamá nos ha cerrado el paso porque, según ellos, les estábamos afectando a su sector ganadero. A Honduras, tenemos más de 10 años de no exportar carne y más de 4 años de no exportar derivados de leche”, indicó.

Las rupturas comerciales entre Venezuela y Colombia dieron paso al incremento de las exportaciones nicaragüenses y caribeñas a Venezuela, recuerda Jacoby, quien no descarta que una vez que suceda una recuperación económica y de estabilidad política en ambos países se puedan comercializar con ese destino nuevamente.