•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las empresas importadoras y distribuidoras de bebidas de Nicaragua afirmaron este jueves que enfrentan graves afectaciones por los cambios en la base imponible (monto u operación sobre la que se cobran impuestos), ejecutados por la Dirección General de Aduanas (DGA) que prácticamente triplicó los tributos.

Previo a la reforma fiscal, que entró en vigencia el 28 de febrero pasado, la base imponible era el precio a la importación CIF (costo, seguro y flete), sin embargo, la DGA dispuso en abril que la nueva base sería el precio CIF multiplicado por tres.

Sin embargo, los artículos 90 y 121 del reglamento de la Ley de Concertación Tributaria expresan que la base imponible para el impuesto al valor agregado (IVA) e impuesto selectivo al consumo (ISC) es el precio de venta, que será determinado por el Instituto Nicaragüense de Información y Desarrollo (Inide) y trimestralmente se lo comunicará a la Administración Aduanera para la fijación de la base imponible.

Los empresarios argumentaron que lo dispuesto por la DGA no está acorde con lo referido en la reforma y que se enteraron de la nueva base impositiva al momento de entregar sus declaraciones fiscales y aduaneras. Esta falta de previsión afectó el flujo de caja de las empresas.

Carmen Hilleprandt, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), indicó que las importaciones de pulpa de fruta, jugos a base de fruta, energizantes, gaseosas, cervezas y licores están pagando IVA e ISC sobre un base imponible tres veces mayor a lo estipulado antes por la Ley. 

Hilleprandt dijo que han solicitado una reunión con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) para abordar el problema.

“Ahora están cobrando en Aduana (sobre un valor) tres veces mayor. Las empresas agremiadas a la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin) y a la CCSN han solicitado a Inide y a las diferentes instancias que digan cuál es el precio al detalle, lo cual no tienen. Si cada empresa sabe cuál es el precio sugerido al detalle, pues, esto se arregla fácilmente. Están haciendo cobros adicionales que van desde 90% hasta un 200%, más del valor impositivo que deben pagar” las empresas, dijo Hilleprandt.

La líder gremial hizo un llamado a las autoridades para revisar estos cobros y que se ajusten a los precios que debería tener el Inide.

Freddy Villarreal, gerente de Marca de Néctar Naturas, expuso que en el caso de la importación del néctar de frutas se pagaba 9% de ISC y 15% de IVA, es decir 24% en total, pero ahora el pago sería equivalente al 72%.

Jugos a base de fruta, energizantes y gaseosas están entre las bebidas afectadas. Archivo/END

“La base era el precio CIF reflejado en la factura. Actualmente, en vez de considerar el precio CIF, la DGA decidió triplicar la base imponible (anterior). Si antes importábamos US$10,000 pagábamos US$2,400, ahora la base no es US$10,000, sino US$30,000. Automáticamente, el 15% que pagábamos de IVA se convierte en 45% y el 9% se convirtió en 27%. En total, se hace 72%”, explicó Villarreal.

Cobros retroactivos 

César Escobar, gerente de canales de suministros de Dicegsa, explicó que debido a la nueva disposición de la DGA han decidido congelar el inventario disponible, lo que ha llevado a desabastecimiento a lo interno del país.

Desde el 28 de febrero, cuando entró en vigencia la reforma, las importaciones de bebidas de esa compañía han sido 10 contenedores, los primeros siete no fueron afectados por la medida de la DGA, sin embargo, los últimos tres que se importaron entre el 24 y 29 de abril tuvieron que pagar sobre la nueva base imponible, indicó Escobar.

“Hemos bloqueado esos tres contenedores y adicionalmente el inventario en nuestros almacenes, porque seguramente como le ha pasado a otros socios va a llegar un cobro retroactivo. No tenemos disponible a la venta porque tenemos que hacer reconsideraciones importantes de costos”, señaló Escobar.

Villarreal coincidió con Escobar en que existe desabastecimiento de esos productos, aunque en su caso se debe a una reducción en las importaciones de productos. Como resultado de la decisión de la DGA un jugo en lata que hoy tiene un precio de C$13 podría llegar a cotizarse en C$25.

“Tenemos desabastecimiento porque la decisión hasta el momento ha sido importar la mínima cantidad para poder mantener presencia de marca. Nos han llegado notificaciones de un cobro retroactivo de todas las importaciones de marzo y la primera semana de abril; estamos hablando de montos de mucha consideración”, explicó Villarreal.

Escobar dijo que las empresas se encuentran más presionadas por las fechas de vencimiento del producto que es siete meses, porque si no se resuelven la situación antes de cinco meses puede haber una pérdida total de productos.

Las bebidas energizantes pagan más impuestos. Archivo/END

La decisión “es arbitraria porque no tenemos una circular técnica que es lo que normalmente manda la DGA para definir nuevos criterios. Con aviso anticipado, uno toma decisiones pero al no existir esto y tener los contenedores en frontera no queda más opción que pagar o dejar la carga en un almacén fiscal, esto es peligroso por la fecha de vencimiento, en jugos. Si esto no se resuelve antes de 4 o 5 meses podría haber una pérdida total”, explicó.

Sergio Maltez, presidente de Cadin, afirmó que este cobro está afectando la factura de origen y que esta valoración va en contra de las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Finalmente, si las acciones no se revierten llevarán al desempleo. 

“Aquí están afectando a la producción. Desde el momento que el pago de impuestos sube 200%, ¿qué utilidad vas a poder tener? No se va a poder llegar al punto de equilibrio”, dijo Maltez.

La DGA cobra más impuestos a la importación de productos. Archivos/END

Contrabando

Debido al incremento en el valor de los impuestos que se ha trasladado al alza de precios, podría aumentar el contrabando de diferentes productos como los insumos agropecuarios, las bebidas y los cigarrillos. “Veníamos prestando atención al contrabando. Se había controlado en los últimos años, pero esta situación podría reactivarse nuevamente, lo que llevaría a mayores problemas y esperamos que haya una respuesta inmediata de las autoridades”, dijo Villarreal. 

Gustavo Mercado, gerente de asuntos externos y legales de British American Tobacco de Nicaragua y República Dominicana, señaló que de los 12,000 puntos de venta el 17% está ofreciendo cigarrillos de contrabando en el país. Previo a la reforma esta tasa era de 5%. La mayor concentración de este problema es en Chinandega y León.