•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La tasa de desempleo abierto de Nicaragua podría llegar a 7.5% o 8.5% en 2019, advirtió este martes la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) al presentar su Informe de Coyuntura Mayo 2019, titulado Nicaragua en Crisis Política y Socioeconómica.

Según los datos oficiales, la tasa de desempleo abierto en 2018 cerró en 5.5%, por lo que podría aumentar entre 2 y 3 puntos porcentuales.

Funides explicó que durante 2019 se podrían sumar entre 66,000 y 98,000 personas a la población en desempleo abierto, el que actualmente se calcula en 178,000 personas. Si se cumplen los pronósticos, al final de 2019 habrá entre 243,000 y 276,000 personas sin una ocupación formal o informal.

Funides afirmó que la economía de Nicaragua continúa en recesión y pasa por un estancamiento, debido a que no se visualiza una solución a la crisis sociopolítica del país y persiste la falta de confianza en los agentes económicos.

El centro del pensamiento mantiene sin modificación sus expectativas de crecimiento de la economía del país, las cuales son negativas, en un rango de -7.3% a -10.9%. 

En su informe, Funides reitera que “el deterioro socioeconómico no puede revertirse con medidas económicas, porque su origen radica en la crisis política y socioeconómica que vive el país”. 

“La confianza de los consumidores, empresarios e inversionistas, así como la seguridad ciudadana y la cohesión social, solo podrá restablecerse con acuerdos políticos que aseguren un cambio en el rumbo de Nicaragua”, concluyó Funides.

Según los datos oficiales, la tasa de desempleo abierto en 2018 cerró en 5.5%, por lo que podría aumentar entre 2 y 3 puntos porcentuales. Archivo/END

El informe del IMAE de febrero último, publicado recientemente por el Banco Central de Nicaragua, reveló que actividades económicas como hoteles y restaurantes, construcción y comercio, entre otras, siguen deprimidas con caídas que van desde -16.3% hasta -31.8%.

Empleo formal

Funides considera que en Nicaragua, en la medida que vayan surtiendo efecto las medidas económicas que ha tomado el Gobierno, seguirá cayendo el empleo formal, representado por los asegurados activos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Esto, porque las empresas del país se verán afectadas por las reformas fiscales y tomarán la decisión de despedir a parte de su personal.

Actualmente, en el INSS se encuentran 755,908 asegurados activos, después de una caída de 16.5% en 2018, que significó la pérdida de casi 158,000 empleos formales.

El centro de pensamiento también pronosticó para este 2019 un incremento en los precios y que la inflación se ubicará entre 6.4% y 7.9%.

Según los datos oficiales, la tasa de desempleo abierto en 2018 cerró en 5.5%, por lo que podría aumentar entre 2 y 3 puntos porcentuales. Archivo/END

La tasa de inflación en el 2018 fue de 3.9% y Funides había proyectado para el 2019 que sería de 5.8%, antes de la aprobación de la reforma tributaria.

Según los datos oficiales, hasta abril de este año la inflación acumulada ascendió a 2.8%.