•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La junta ad hoc de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), designada por el presidente encargado Juan Guaidó, cancela la deuda de los bono Pdvsa 2020 que fue contraída por Nicolás Maduro, según la agencia especializada en finanzas Bloomberg.

Los titulares de los bonos recibieron el primer pago de intereses en la mañana de este jueves, según confesaron dos inversionistas a la agencia de noticias.

Un miembro de una junta directiva de PDVSA dijo a Bloomberg que el primer pago de los bonos fue de US$ 71 millones, fue ordenado por Guaidó, ganando una batalla que tiene con Nicolás Maduro quién había contraído la deuda.

Según confiesa el miembro de la junta, el pago de los bonos era fundamental porque respaldan la participación en Citgo Petroleum Corporation filial en EE.UU. de la estatal venezolana Pdvsa.

Guaidó gana fuerte batalla para recuperar Citgo, ya que si no gana dinero con la compañía, los acrededores la reclamarían.

El Gobierno de Maduro controla las operaciones de refinación pero no ha pagado los bonos. En el momento en el que Guaidó cancela la deuda, toma mayor poder en el desafío de recuperar la compañía.

La batalla se ha colado en el centro del tifón político que vive Venezuela por la pugna de Guaidó y Maduro.

Citgo Petroleum Corporation filial en EE.UU. de la estatal venezolana Pdvsa. AFP/ENDLa empresa es uno de los activos más valiosos que tiene Venezuela, especialmente ante la caída en la producción de Pdvsa que en noviembre pasado bajó hasta los 1,137 millones de barriles diarios en promedio, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La producción del país, que cuenta con las mayores reservas probadas de crudo del mundo, se sitúa en el nivel más bajo de las últimas tres décadas a excepción de varios meses entre finales de 2002 y principios de 2003, cuando una huelga en Pdvsa desplomó la producción hasta menos de 100.000 barriles diarios.

Citgo es una empresa fundada en 1910. En 1986, Pdvsa adquirió el 50% de la empresa y en 1990 compró la otra mitad. Ahora, con el pago de los bonos, Guaidó da el primer paso para recuperar la compañía.