• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La empresa Millicom completó este jueves la adquisición de Telefónica Nicaragua (Movistar), la que se sumará al negocio de cable TIGO Nicaragua.

Esta es la primera transacción que cierra Millicom en Centroamérica, desde que hiciera el anuncio en febrero pasado de un acuerdo para la adquisición de las filiales de la española Telefónica en Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

Según una nota de prensa de Millicom, Telefónica Nicaragua tiene más de 4 millones de suscriptores móviles en el país.

El colombiano Mauricio Ramos, CEO de Millicom, afirmó en entrevista con El Nuevo Diario que han visto “una oportunidad muy grande y al mismo tiempo una responsabilidad muy grande de construir las autopistas digitales, que le permitan a los países insertarse decididamente en la economía mundial”.

¿Cuáles son los planes de Millicom en Nicaragua?

Venimos con un plan de inversión que no es solo adquisición, sino que es un plan robusto de inversión en ampliación de red, en ampliación de capacidades y en ampliación de servicios para la pequeña y mediana empresa.

Quedamos entonces con Nicaragua con la capacidad de ofrecer servicios fijos y móviles a los usuarios, con incrementarles inversiones en red y tecnología, y a la pequeña y mediana empresa no solo ofrecerle servicio de conectividad, sino también de almacenamiento y de seguridad, con un nuevo centro de datos que estamos consiguiendo también en Nicaragua para el desarrollo de la comunidad digital en el país.

¿Cuánto invirtió en la adquisición de telefónica en Nicaragua?

En el curso de los últimos 6 meses, nuestras adquisiciones en Centroamérica sobrepasan los 3 billones de dólares. Probablemente se trate de una de las inversiones más grandes en Centroamérica en mucho tiempo.

En cuatro empresas: La empresa de cable de Panamá la compramos por 1.5 billones de dólares y los tres activos de Telefónica en Nicaragua, Costa Rica y Panamá los compramos en 1.6 billones de dólares.

En cuatro empresas: La empresa de cable de Panamá la compramos por 1.5 billones de dólares y los tres activos de Telefónica en Nicaragua, Costa Rica y Panamá los compramos en 1.6 billones de dólares. Archivo/END

Veníamos invirtiendo en fijo y ahora hemos invertido en móvil en Nicaragua. Tenemos un plan de inversión a 5 años, muy comprometido y muy decidido, que consisten en inversión en la ampliación de la red, en mantenimiento en la red y de operación.

Vamos a invertir en los siguientes 5 años alrededor de 1.25 billones de dólares, a una tasa de casi un cuarto de billón de dólares al año. Es un grado de compromiso grande, porque creemos que la economía nicaragüense necesita autopistas digitales robustas con mucha inversión, para apalancar su llegada a la economía digital del siglo XXI.

¿Cuáles son los factores que incidieron para la adquisición de esta empresa en Nicaragua?

TIGO a nivel mundial, desde mi llegada como CEO de la empresa, ha tenido un foco estratégico muy claro en América Latina. Vemos una oportunidad muy grande y al mismo tiempo una responsabilidad muy grande de construir las autopistas digitales, que le van a permitir a nuestros países ser parte decididamente de la economía mundial. La penetración de banda ancha fija en el hogar en nuestros países, incluido Nicaragua, es inferior al 30%. Quiere decir que solo tres hogares tienen acceso a banda ancha de alta velocidad, pero la penetración en los países desarrollados es de 90% al 100%.

En Nicaragua y otros países de Centroamérica y Latinoamérica quieren tener banda ancha fija en el hogar. Por eso venimos a construir esas autopistas digitales. Y en móvil (o telefonía celular) también, si bien es cierto, hablamos de que la penetración es del 100%, pero la penetración del uso de datos (Internet) en el móvil, y sobre todo de datos de alta velocidad, de 4G en el móvil, en nuestros mercados, incluido Nicaragua es de alre
dedor del 30%.

Imagen referencial. Archivo/END

Quiere decir que dos de tres usuarios de móvil todavía están por acceder a servicios de banda ancha de alta velocidad. Eso por un lado es una responsabilidad social, darles autopistas digitales a Nicaragua y al resto de América Latina, pero también es una oportunidad de negocios importantes. Esa es la lógica con la cual invertimos, no solo en Nicaragua, sino también en Centroamérica y América Latina.

¿En cuánto tiempo se proponen alcanzar esas metas?

Nosotros hacemos planes de inversión de largo plazo. Lo nuestros no son inversiones golondrinas, que entran un día y salen el siguiente. Como TIGO llevamos 20 años ya en Nicaragua, sirviendo a la pequeña y mediana empresa.

Pasamos luego a servir a la gran empresa. En los últimos 2 años empezamos las fibras para llegar al hogar. Cubrimos unos 70,000 hogares y hoy estamos haciendo una adquisición y despegando un plan de inversión para los siguientes 50 años.

Esta adquisición se hace en medio de una crisis en el país ¿Qué comentarios tiene al respecto?

Crisis van y crisis vienen. Las economías particularmente en América Latina fluctúan. Nosotros operamos en muchos mercados, en los cuales vemos en efecto momentos de crisis, pero nuestra apuesta es por el país a largo plazo.

Nuestra apuesta se basa en que los nicaragüenses quieren insertarse a la economía digital. Los nicaragüenses, como el resto del mundo, van a consumir datos y crecientemente lo van a seguir haciendo, tanto en su hogar, fijo, como por fuera, móvilmente y van a querer insertarse en la economía digital. Esta es una apuesta de largo plazo, que va más allá de las fluctuaciones de un día a otro.

Como inversionistas, ¿cuáles son sus demandas para este país?

Nosotros creemos que crecientemente los países en los cuales nosotros operamos, todos los gobiernos, entienden que aportamos muchísimo al desarrollo de un país. Todos los gobiernos entienden que necesitan infraestructura física para que su gente pueda vender cacao, café, banano, tomate, camisas, transportar cemento que se necesitan en autopistas de aeropuertos y se necesitan puertos, entre otros.

Y crecientemente entienden que también necesitan autopistas digitales. Saben que el desarrollo de sus ciudadanos y los emprendimientos dependen de que también haya autopistas digitales. Cada economía necesita una autopista física y una autopista digital y los gobiernos de todos los países crecientemente entienden que nosotros estamos construyendo esas autopistas digitales y que lo que hacemos beneficia al desarrollo de los países. Ese entendimiento, esa relación con los gobiernos es lo más importante que podemos aportarle al país.

¿Está dentro de sus demandas la seguridad jurídica y mayor certidumbre para hacer negocios?

Todo eso pasa porque nuestro diálogo con todos los gobiernos sea un diálogo en el cual se entienda bien que nosotros estamos para desarrollar las autopistas digitales, que crean las economías digitales de los países y con eso entender que estamos aportando muchísimo al desarrollo de nuestros países.

Viene un cambio de marca en la telefonía celular, ¿qué se debería esperar con este cambio?

Los consumidores quieren una empresa que invierta, una empresa que cada vez les dé la oportunidad de consumir más datos y una empresa que se relacione con ellos de manera transparente. La marca eventualmente cambiará, después de un proceso que se haga despacito. Lo que importa es el buen servicio, la inversión y una relación transparente con el público.

¿Cómo ha sido el desarrollo de Tigo en Centroamérica?

Hoy en día somos líder en todos los mercados en los que operamos, tanto en el hogar, con entretenimiento como en banda ancha móvil, 4G en móvil. Somos una empresa que cada vez quiere estar más cercana al cliente. La que quiere acompañar a toda Centroamérica en su desarrollo económico y digital, creemos y estamos totalmente convencidos que la inversión de hoy es el cliente satisfecho del mañana.

Imagen referencial. Archivo/END

Eso nos permite a nosotros obtener los beneficios económicos. TIGO es un vehículo de inversión en Centroamérica. Los recursos nos los dan los inversionistas en Nueva York o en Estocolmo, donde estamos transados, para que construyamos autopistas digitales. Con esas autopistas digitales, si las hacemos bien, el país se desarrolla. Si el país se desarrolla, redituamos financieramente y con esos recursos podemos volver a los mercados de capitales en Nueva York, en Boston, Filadelfia, Londres, Estocolmo, Frankfurt y decirles confíen más en nosotros y continuamos invirtiendo en más autopistas digitales. Así es que somos un v
ehículo de inversión para el desarrollo de Centroamérica.

Tienen más de 4 millones de suscriptores de telefonía celular en el país, ¿cuánto aumentará esa cifra en los próximos años?

El número de usuarios móviles, como usuarios, ya tiene una prestación del 100%. Lo importante es que en Nicaragua dos de cada tres no tienen una conexión de 4G, de banda ancha móvil. Quiere decir que es una oportunidad que es dos veces del tamaño del número de usuarios 4G en Nicaragua.

¿Cuántos empleos crearán con las inversiones?

Tenemos un plan de inversión muy robusto. Es una oportunidad muy importante para el país. Pero además tenemos la combinación de dos empresas y en adición a eso venimos a invertir en autopistas digitales para el futuro de Nicaragua.

Eso quiere decir y se los dije muy claro a los empleados de TIGO y de Telefónica: “Aquí no venimos a recortar, no venimos a dividir y no venimos a redituar al corto plazo. Aquí venimos a invertir, a crecer y hacer que el desarrollo nuestro vaya compensado con el desarrollo de Nicaragua”. Tenemos más de 600 empleos directos e indirectos se multiplican por diez (6,000), donde están otras empresas, familias beneficiadas y mucho más. Somos un actor importante de la economía nicaragüense y queremos actuar con el convencimiento de que si al país le va bien, a nosotros también.