• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los principales problemas que afectan a la mayoría de empresas en Centroamérica son las altas tasas tributarias y la complejidad en el pago de impuestos, los trámites excesivos o engorrosos en las instituciones públicas y la inseguridad, reflejan los resultados de una encuesta de la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco).

De acuerdo con este estudio, facilitado a El Nuevo Diario por la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), socia de Fecamco, el 18.2% de 410 empresas encuestadas refirió que el principal problema que más les afecta actualmente su negocio es el de las altas tasas tributarias y complejidad en el pago de impuestos.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), afirmó que después de las reformas tributarias, que se aprobaron en febrero de este año, y todas las disposiciones administrativas que ha impuesto el Gobierno en los últimos meses, Nicaragua tiene las tasas tributarias más altas de la región.

“Ya las cámaras y empresas de la región están preguntando por qué han subido tanto las tasas tributarias en este país; como van en tránsito o son productos de empresas hermanas están siendo afectadas también”, aseveró el representante del sector industrial.

el 18.2% de 410 empresas encuestadas refirió que el principal problema que más les afecta actualmente su negocio es el de las altas tasas tributarias. Archivo/END

Maltez dijo que con esas cargas tributarias las empresas no están llegando ni a su punto de equilibrio financiero, es decir, al punto en el que sus ventas pueden cubrir sus costos de producción, sin incluir sus ganancias.

A finales de febrero entraron en vigencia las reformas a la Ley de Concertación Tributaria de Nicaragua que incrementó el Impuesto Selectivo de una serie de productos y eliminó las exenciones de varios bienes y servicios, principalmente enfocados en la producción industrial y agropecuaria.

Burocracia

Por otra parte, casi un 15% de esas empresas refirió que los trámites excesivos o engorrosos en las instituciones públicas son lo que más les afecta.

Una fuente de todo crédito que pidió no revelar su identidad (por el contexto actual de Nicaragua) dijo que los trámites excesivos o engorrosos en las instituciones públicas que menciona el estudio detienen el desarrollo empresarial y de los nuevos negocios en toda la región.

Maltez dijo que con esas cargas tributarias las empresas no están llegando ni a su punto de equilibrio financiero. Archivo/END

La fuente, una administradora de empresas con énfasis en administración pública, explicó que la burocracia es uno de los obstáculos para que los negocios se formalicen en Nicaragua y que al no formalizarse pierden muchos beneficios.

“Para los emprendedores la formalización es compleja, porque son muchos requisitos, los que a veces cuestan mucho dinero y tiempo para poderlos cumplir. Eso es parte de la burocracia y en diferentes momentos se ha buscado cómo simplificar un poco, más a las empresas que están empezando”, dijo la especialista.

La formalización tiene muchos beneficios, de acuerdo con esta fuente, porque les permite a las empresas hacer mejores negocios, ya sea siendo proveedor de empresas más grandes o abriéndoseles la oportunidad de convertirse en exportadores.

Maltez opina, sin embargo, que el principal problema que enfrentan las empresas en Nicaragua es el costo de la energía eléctrica, mientras el de la burocracia estatal es un tema muy importante porque afecta mucho el desempeño empresarial.

Fecamco también creó una categoría sobre la “situación socioeconómica o política” de los países. Tomada de internet/END

“Por ponerte un ejemplo, en el traslado de mercadería, los contenedores muchas veces pierden barcos, por este problema. Los productos, que en su mayoría son perecederos, no llegan en tiempo y forma al cliente. Todo eso obviamente aumenta los costos”, manifestó el empresario.

Inseguridad

En tercer lugar, el 13.5% de las empresas centroamericanas encuestadas por Fecamco considera que la inseguridad es el problema que más las afecta.

El estudio también manifiesta que el 12.6% de los empresarios consideran que las “políticas y regulaciones no adecuadas para las necesidades de las empresas” les afectan; el 12.2% advierte que es el limitado acceso a financiamiento; y el 12.1%, que es la “economía informal”.

Fecamco también creó una categoría sobre la “situación socioeconómica o política” de los países, “en vista de ser frecuentemente mencionada por los empresarios”, pero solo un 2.8% de las 410 empresas encuestadas señaló ese problema.

Además, 2.1% de las empresas eligió la categoría “otro” en el estudio, que incluye problemáticas como la competencia, la falta de credibilidad al Gobierno, la piratería, la corrupción, la mano de obra con bajo nivel educativo o la deslealtad entre las empresas.