• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Para la experta en energía, Patricia Rodríguez, en la reforma a la Ley de Suministro de Hidrocarburos, aprobada este miércoles en la Asamblea Nacional con trámite de urgencia, no queda claro cuál será el papel de la Empresa Nicaragüense de Petróleo (Petronic) ni por qué la refinería de la empresa Puma Energy dejará de producir búnker para generar energía eléctrica.

“A partir de la entrada en vigencia de esta ley y para garantizar la seguridad en el suministro de hidrocarburos en el país, todos los contratos de suministro de derivados del petróleo que tengan los generadores de energía en el país serán asumidos por proveedores nacionales o internacionales que garanticen el suministro de los mismos en las mismas o mejores condiciones financieras y de calidad que las actualmente vigentes, a efectos de proteger la tarifa final de los consumidores”, dice textualmente el artículo reformado.

La ley, de igual manera, afirma que el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) deberá aprobar dichos contratos a efectos de su reconocimiento para transferir a tarifas de los clientes finales y, considerando costos internos y externos y los efectos de inflación nacional e internacional, que influyan en los mismos.

El texto de la ley dice que la programación de importaciones será supervisada por el INE, en función de asegurar los niveles de inventarios y reservas nacionales que el marco normativo contempla.

Imagen referencial. Archivo/END

Pero el Gobierno de Nicaragua otorgó a Petronic, a través de esa reforma, la potestad de realizar las gestiones pertinentes y garantizar las reservas suficientes y permanentes de combustible para el funcionamiento adecuado de los servicios básicos a la población como agua, energía eléctrica y transporte.

Rodríguez dijo que los generadores podrán importar libremente sus combustibles, pero Petronic va a “gestionar” las reservas como si fuera un ente regulador.

“Podría interpretarse así: Vos podés importar de dónde vos querás, pero a través de mí”, explicó.

La producción e importación de búnker, para producir energía térmica, antes estaba a cargo de la empresa Puma Energy Bahamas, a través de la refinería que tiene esa compañía en Managua y de las importaciones que realizaba de ese producto, según la exposición de motivos de la reforma de ley aprobada este miércoles por los diputados sandinistas.

Según la exposición de motivos, Puma Energy dejó de producir combustibles para generación de energía, desde febrero de este año.

Readecúa producción

Explica que para cumplir con unos compromisos de carácter regional, Nicaragua tenía que comenzar a consumir diésel de bajo contenido de azufre.

Eso “obligó” desde el año pasado a Puma a iniciar una readecuación de su producción de diésel con las nuevas disposiciones, pero dejó de producir combustible para generación de energía eléctrica desde febrero.

Pero Rodríguez tampoco se explica por qué la refinería de Puma Energy dejará de producir búnker en el país.

Imagen referencial. Archivo/END

“Para mí es imposible que haya cero producción de fuel oil. Técnicamente, ninguna refinería, aunque sea con reconversión secundaria (que va a producir más productos livianos) deja de producir fuel oil”, indicó la experta.

César Zamora, empresario del sector energético y presidente de la Cámara Nicaragüense de Energía (CEN), dijo a El Nuevo Diario la semana pasada que el búnker se está importando en su totalidad desde marzo último.

Zamora aseveró que “los tres millones de barriles que se consumen al año van a venir de afuera del país”.

Indicó que antes se producían dos millones de barriles de búnker en el país y se importaba un millón, pero ahora “se está trayendo fundamentalmente de Ecuador”.

La experta Rodríguez explicó que la mayoría de energía térmica que se genera en el país utiliza búnker y no tanto diésel.

“El diésel no es problema para la generación, porque son pocas las plantas que usan diésel y la mayor parte son del grupo Albanisa, las de Hugo Chávez. Está también una turbina de gas de Las Brisas, que la maneja ENEL, pero no genera mucho. El búnker es la mayor parte del combustible que utilizan las generadoras térmicas del país”, aseveró Rodríguez.

Según Zamora, el año pasado Nicaragua todavía importaba búnker de Venezuela.

Pero de acuerdo con el artículo publicado por El Nuevo Diario, el pasado 22 de mayo, las importaciones de petróleo y derivados desde Venezuela este año están en cero.

La reforma de la Ley de Hidrocarburos se aprobó este miércoles con 71 votos a favor y 14 en contra.