•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La agencia Moody’s modificó este miércoles la perspectiva de la calificación de la deuda soberana de México de “estable” a “negativo”, aunque se mantiene en “A3”, informó El Financiero.

Según ese medio de comunicación, Moody’s manifestó “que mantener la calificación A3 es una medida para equilibrar la economía diversificada, su alta fortaleza fiscal y baja susceptibilidad a riesgo de evento, frente a los desafíos que representan las tasas de crecimiento débiles”.

La agencia habría destacado la prudencia en la formulación de políticas macroeconómicas de México, lo que ha permitido enfrentar situaciones como la caída en los precios del petróleo.

 Moody’s manifestó “que mantener la calificación A3 es una medida para equilibrar la economía diversificada. Archivo/END

Pero “políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo”.

En segundo lugar, la agencia señaló que el “menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex, introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo”.

En el comunicado, la firma destacó que una evidencia de que el crecimiento económico a mediano plazo está en declive son los déficits fiscales que hacen que la trayectoria de deuda aumente, aseveró El Financiero.

La agencia habría destacado la prudencia en la formulación de políticas macroeconómicas de México. Archivo/END

La agencia calificadora Fitch Rating también bajó la nota de México de 'BBB+' a 'BBB', y colocó al país en perspectiva 'estable'.

El medio de comunicación El Sol de México afirmó que Fitch explicó en un comunicado “que el cambio en la nota para el país es el reflejo de una combinación de mayor riesgo para las finanzas públicas debido al deterioro de la capacidad que tiene Pemex para pagar sus deudas y la debilidad actual en las expectativas de crecimiento económico del país, que se ve agravada por las amenazas externas de las tensiones comerciales, es decir, la amenaza del gobierno de Estados Unidos de aplicar aranceles a todas las exportaciones mexicanas”.