•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio del café sufrió una disminución de 7.12 dólares por quintal este miércoles en la Bolsa de Nueva York, cerrando en 98.53 dólares.

Esa caída en el precio es una mala noticia para los productores de ese grano, los cuales habían visto cómo el pasado martes alcanzaba un valor de 105.65 dólares por quintal, dando algunas señales de recuperación.

José Ángel Buitrago, presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), explicó que el mercado del café es imprevisible.

En este momento, según Buitrago, hay una serie de posibles razones por las que el café ha subido. Una de ellas es que Brasil, el principal productor de café en el mundo, llevó a cabo una devaluación de su moneda, lo que está impulsando a los productores a retener en sus bodegas el café para no experimentar pérdidas.

END

“Esa podría ser una de las razones por las que el mercado reaccionó de esa forma, pasando de 87 dólares hace unas semanas a 105 dólares, pero eso podría ser una razón, no es una verdad absoluta”, dijo el representante de los exportadores de café en Nicaragua.

Otro supuesto podría ser que el anuncio que hizo Brasil sobre la reducción de su cosecha hizo subir el precio momentáneamente.

Según Buitrago, los productores nicaragüenses deberían fijar cuidadosamente su producción. “Todo productor debe saber cuáles son sus costos de producción y sus obligaciones que tiene que cumplir y de ahí fijar una parte de su café. Ya con el resto podrá esperar y analizar bien el mercado”, aseveró.

 la situación del café es difícil por la caída del precio y por la crisis sociopolítica que está viviendo el país. Archivo/END

Según el presidente de Excan, algunos productores esperan que suba más el precio y no fijan y lo que pasa es que luego comienza a bajar.

Aura Lila Sevilla, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), dijo la semana pasada que ese aumento en el precio les daría un respiro a los productores.

Sevilla indicó que los productores podrán fijar su café de la próxima cosecha con ese precio, que aunque está lejos aún de cubrir sus costos de producción, es mucho mejor que el de las últimas semanas, cuando incluso se ubicó por debajo de los 90 dólares.

Desde el 2 de noviembre del año pasado, el precio del grano de oro en el mercado internacional no ha vuelto a superar los US$120, en tanto, ha fluctuado bastante tiempo entre los 90 y los 100 dólares por quintal.

El precio del café sufrió una disminución de 7.12 dólares por quintal este miércoles en la Bolsa de Nueva York. Archivo/END

La caída del precio internacional del café es una situación que está afectando a todos los productores de la región, pero en Nicaragua se sumó a otros problemas que tienen los caficultores.

“Los caficultores hablamos de un quiebre técnico lo que nos está pasando, porque aunque tenemos aún nuestras fincas, en este momento no tenemos liquidez. Nosotros trabajamos para cubrir costos y asegurar el próximo ciclo. A veces nos endeudamos y quedamos debiendo; vendemos una cosa u otra y vamos pagando y eso va en detrimento de nuestro capital”, aseveró la dirigente cafetalera.

Según Buitrago, la situación del café es difícil por la caída del precio y por la crisis sociopolítica que está viviendo el país.

Considera que aun con esa recuperación del precio de los últimos días, a los caficultores se les hará difícil recibir financiamiento.

“La preocupación nuestra es que la próxima cosecha (2019-2020) va a ser un problemón, aunque el Gobierno no lo quiera reconocer”, concluyó Buitrago.

Nicaragua tiene unos 45,000 pequeños, medianos y grandes productores de café, con un área de aproximadamente 200,000 manzanas de tierra. De acuerdo con las cifras oficiales, la exportación del grano superó los tres millones de quintales el año pasado, generando divisas por el orden de los US$417millones.