•  |
  •  |
  • Edición Web

Las áreas de siembra de maní en Nicaragua se reducirán hasta las 50,000 manzanas, dijo a El Nuevo Diario Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Healy contradijo al Gobierno, que estableció en el Plan oficial de Producción, Consumo y Comercio del ciclo 2019-2020 que se sembrarán 68,000 manzanas de tierra con maní.

“Ellos (funcionarios del Gobierno), como no tienen la información correcta, que antes nos sentábamos con ellos y la consensuábamos, ponen los números que quieren poner, pero la verdad de la verdad es que la producción se va a disminuir por varios factores: por el de financiamiento, por la reforma tributaria y la del INSS, entre otros”, expresó el presidente de Upanic.

Healy dijo que los maniceros del país llegaron a sembrar hasta 73,000 manzanas hace unos años.

El plan agrega que se proyecta para el año 2019 la exportación de 2.1 millones de quintales, con ingresos por el orden de los US$107 millones.

Salvador Baca, presidente de la Asociación de Agricultores de Chinandega (Adach), dijo que el gremio manicero calcula que la disminución de las áreas de siembra será de un 30%, y las razones principales son la reforma fiscal y la situación política del país.

Asimismo, Baca mencionó que otro factor que agrava el problema de las siembras de maní es el del financiamiento, “porque muchos productores se han quedado sin créditos”.
“Pensamos que va a haber una reducción como de entre 15,000 y 20,000 manzanas”, aseveró el presidente de Adach.

De acuerdo con el líder de los productores en Chinandega, las estimaciones aún son prematuras, porque la siembra de maní comienza a finales de junio o principios de julio. “Pero siempre (aunque se revirtiera la ley de reforma tributaria) creemos que va a haber una reducción, y lo malo es que mientras no se siembre no vamos a tener con certeza de lo que va a pasar”, dijo. Baca espera que se revierta la ley de reforma tributaria en el país, para que no se cumplan esos pronósticos. 

El presidente de Upanic afirmó que es preocupante la reducción del área en el maní, “porque es un sector fuerte y grande que aporte mucho a las exportaciones de este país”.
Healy expresó que el maní no solo es agrícola, sino un sector agroindustrial.

Los datos del Gobierno indican que en maní se cosecharán 68,000 manzanas y se producirán 4.5 millones de quintales, afirmando que ese cultivo experimentará un crecimiento de 4.8% en su producción, con respecto al ciclo anterior.

El plan agrega que se proyecta para el año 2019 la exportación de 2.1 millones de quintales, con ingresos por el orden de los US$107 millones.

Exportaciones han bajado

El maní es el quinto producto de exportación de Nicaragua. Sin embargo, las ventas al exterior de este producto han bajado 16.7% en el lapso de enero-mayo de este año, experimentando una disminución de casi ocho millones de dólares con respecto al mismo período del año pasado.

Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), en los primeros cinco meses del año se exportaron 38.7 millones de kilogramos de maní, generando US$46.8 millones, pero en el mismo lapso de 2018 se exportaron 46.4 millones de kilogramos, con ingresos de US$54.8 millones.

Salvador Baca, el presidente de Adach, manifestó que las exportaciones de maní están afectadas porque hubo menos producción en el ciclo anterior. “Los rendimientos del maní bajaron de 72 quintales por manzana a 62 quintales, debido a la sequía”, explicó.