•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al quedar muchos nicaragüenses en el mercado laboral informal, sin suficiente capacidad económica, los consultorios privados reciben menos pacientes y bajan los precios. 

El odontólogo José Alvarado dice que “indudablemente la crisis económica ha alejado a los pacientes de las clínicas privadas” y que los médicos atraviesan “una situación muy difícil”.

Él es uno de los que ha bajado el precio de sus servicios. Por ejemplo, mencionó, una rehabilitación protésica dental que antes costaba en su clínica C$3,500, ahora tiene un costo aproximado de C$2,200 a C$2,300.

“Otros tratamientos de más de C$4,000, ahora los dejo en C$2,800 aproximadamente. Son rebajas muy significativas. Son una gran ayuda para tu paciente”, expresó Alvarado, quien cree que esa estrategia le sirve para mantener su stock de materiales y poder seguir brindando servicios.

José Antonio Vásquez, presidente de la Unidad Médica Nicaragüense, considera que la actividad de los médicos privados ha disminuido entre 40% y 50%.

Según el Ministerio de Salud (Minsa), en Nicaragua existen 1,757 clínicas privadas. Imagen referencial  Archivo/END

“Debido a la recesión económica, la población está buscando cómo priorizar la compra de alimentos, que es lo fundamental para la subsistencia y aplaza asistir al médico o va solo cuando ve que el sistema de salud público no le garantiza el tratamiento o los medicamentos adecuados. Nosotros vemos que el número de consultas viene disminuyendo y también va disminuyendo el flujo de los pacientes a los consultorios”, aseveró Vásquez.

Aseguró que en las especialidades médicas ha habido una baja considerable y citó el caso de la disminución de cirugías, incluyendo las ginecológicas.

“Recordemos que una buena parte de la población está en el desempleo y otra está en el exilio. Muchos nicaragüenses ahora están en el mercado informal y no tienen suficiente capacidad para poder pagar un médico privado y menos un especialista. Definitivamente, en este contexto todos hemos sido víctimas”, comentó el representante de la Unidad Médica Nicaragüense.

Según el Ministerio de Salud (Minsa), en Nicaragua existen 1,757 clínicas privadas.

Nuevos competidores

El doctor Vásquez dijo que algunos médicos que fueron despedidos del sistema público han puesto sus consultorios y también reciben pocos clientes.

“Por la misma situación económica hemos visto incluso en anuncios publicitarios que algunos médicos están poniendo los servicios más baratos, hasta en el tema de cirugías”, agregó.

Vásquez explica que la situación económica de muchos médicos despedidos es más crítica porque, desde que se graduaron, se dedicaron a trabajar para los hospitales públicos, se especializaron ahí y nunca fundaron un consultorio.

la actividad de los médicos privados ha disminuido entre 40% y 50%. Imagen referencial  Archivo/END

“Ahora, al salir, se sienten en el aire. Algunos han encontrado el apoyo de otros colegas, pero tienen que estar esperando pacientes, porque no son conocidos. Es una situación económica y social complicada, porque de la noche a la mañana, después de sentirse útiles dentro de la sociedad, de repente se quedaron sin dónde atender”, comentó.

Otros médicos contactados por El Nuevo Diario aseguraron que han tenido una disminución en la asistencia de pacientes a sus consultorios, pero evitaron brindar detalles, porque también trabajan en hospitales públicos y temen ser despedidos por brindar información pública.

Vásquez afirmó que 23 doctores y 28 estudiantes de medicina se encuentran en el exilio, en Costa Rica y están sin empleo porque el colegio médico de ese país no les permite trabajar.