• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las exportaciones de cacao pasan por un buen momento este año, ya que registraron un crecimiento de 32% en volumen y 73.3% en valor, en el período enero-mayo de 2019, respecto al mismo lapso de 2018.

Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), en los primeros 5 meses de este año se exportaron más de 1.9 millones de kilogramos de cacao, una cifra mayor a los 1.4 millones de kilogramos de enero-mayo de 2018.

END

Lars Saquero Møller, gerente general de la empresa de origen danés Ingemann, opinó que el cacao es uno de los productos del futuro en Nicaragua, pero pocos lo están tomando en serio.

“La rentabilidad del cacao supera de lejos la de cualquier otro producto, pero requiere una inversión a largo plazo. Por eso, muchos dudan de invertir, especialmente ahora que hay escasez de financiamiento”, comentó el gerente de Ingemann, una empresa que acopia ese producto y lo exporta.

Sostuvo que ese incremento en las exportaciones comprueba que cuando otros productos como el café están en crisis, el cacao es una opción.

Tierras y mercado

En ingresos, las exportaciones de cacao generaron US$3.4 millones en los primeros cinco meses del año, contra los US$1.9 millones de enero-mayo del año pasado, según el Cetrex. Es decir, que las ventas al exterior de cacao generaron alrededor de US$1.5 millones más en este lapso de tiempo.

El precio promedio en el período enero-mayo de 2018 era de US$1.3 por kilogramo. Archivo/END

De acuerdo con los datos registrados por el Cetrex, ese producto también experimentó un aumento de precio en los primeros cinco meses del año.

El precio promedio en el período enero-mayo de 2018 era de US$1.3 por kilogramo, mientras que en el mismo período de 2019 fue de US$1.8.

Saquero Møller afirmó que, aunque hay proveedores de material genético para la siembra de cacao, los productores “están dudando de si deben o no ingresar en ese cultivo”.

De acuerdo con el empresario, Nicaragua tiene 100,000 kilómetros cuadrados aptos para la producción de cacao, clima y buena genética de ese producto. Además, aseguró, hay mercado para el producto y bancos que en los últimos años adaptaron sus ofertas financieras para cultivos de largo plazo.