• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Empresarios del turismo del departamento de Rivas informaron que este martes recibieron llamadas de operadores turísticos extranjeros que les preguntaron si hay seguridad para los surfistas en Nicaragua, porque se enteraron que civiles armados llegaron a Playa Maderas y golpearon y robaron a dueños de hostales y restaurantes, poniendo en riesgo a los turistas.

El 86% de las empresas turísticas que respondieron la encuesta “Estado de las empresas, impacto de la crisis del 2018 en la industria turística”, realizada recientemente por la Cámara Nicaragüense de Turismo (Canatur), considera que la necesidad más importante de este sector económico es garantizar un clima de seguridad en el país.

Uno de los empresarios rivenses, quien pidió omitir su nombre, dijo que la delincuencia ha aumentado mientras se ha profundizado la crisis sociopolítica y económica del país.

Ahora llegan menos turistas a la zona, afirmó. “Siempre hay, pero no tantos como antes; había un montón de inversionistas que estaban construyendo, pero detuvieron sus obras. Parece que están a la expectativa de ver qué pasa y ver si pronto todo vuelve a la normalidad”, comentó.

END

Playa Maderas es un destino frecuentado por surfistas de diferentes países, en especial de Estados Unidos, igual que otras playas de las costas de Rivas.

La presidenta de Canatur, Lucy Valenti, explicó que las empresas demandan como prioridad la solución a la crisis política. “Hay inestabilidad en el país, que no ayuda a un resurgir del turismo; ya vemos lo que pasa a cada rato: se dan brotes de violencia, de represión, y eso no brinda un ambiente de seguridad apropiada para el turismo”.

Financiamiento

El estudio de Canatur también reveló que las empresas turísticas requieren financiamiento para recuperar la oferta turística de Nicaragua.

El 32.6% de los negocios encuestados señaló que tiene problemas de financiamiento. “La situación del turismo sigue siendo negativa y la problemática del financiamiento sigue siendo importante para el sector”, aseguró Valenti.

Las empresas turísticas requieren financiamiento para recuperar la oferta turística de Nicaragua. Archivo/END

La necesidad de financiamiento al sector turismo a principios de este año, según Canatur, era de US$27 millones.

Canatur considera que el turismo en Nicaragua ha retrocedido seis años, llegando al nivel que tenía en 2013.

La organización empresarial estima que este año solo llegarán al país alrededor de 900,000 turistas extranjeros y los ingresos disminuirán hasta US$390 millones.

Antes de la crisis sociopolítica, en 2017, Nicaragua recibió 1.8 millones de turistas y los ingresos sumaron US$840 millones.