• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Dos diputados de la oposición en la Asamblea Nacional consideran que el Gobierno de Nicaragua debe presentar lo más pronto posible una iniciativa de reforma al Presupuesto General de la República de este año.

Azucena Castillo, diputada liberal, indicó que el presupuesto de 2019 tiene un déficit muy alto desde que se aprobó.

Castillo dijo que en el más reciente informe presupuestario del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, al tercer trimestre de 2019, hay un “superávit ficticio”, ya que el Gobierno redujo el gasto para inversión pública y destinó esos fondos a fortalecer las reservas internacionales.

“Lo que nos interesa a nosotros como oposición, para informarle a la población y al sector privado del país, es saber cómo estamos realmente después de todas estas reformas y leyes que la aplanadora sandinista ha aprobado”, aseveró la legisladora.

Castillo opinó que no hay transparencia en el presupuesto, porque no se conoce el resultado de la reforma que se hizo a la Ley de Concertación Tributaria, con la que se prevé recaudar más impuestos.

El diputado conservador Alfredo César también considera que se debe hacer esa reforma, señalando que el Gobierno debería contemplar la situación actual de la economía nicaragüense, porque oficialmente se previó que esta caerá en 1%, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la contracción será de 5%.

“Normalmente hay que hacer un ajuste en el presupuesto cuando la economía va cayendo, como la de Nicaragua. Las proyecciones más creíbles hablan de por lo menos una contracción del 5%”, expresó César.

Asamblea Nacional de Nicaragua. Archivo/END

El legislador indicó que hasta hoy el Gobierno sigue trabajando con el FMI, así que supone que tanto el Banco Central como el Ministerio de Hacienda y Crédito Público están proyectando en la actualidad un 5% de decrecimiento.

César considera que aunque se debe hacer esa reforma presupuestaria, es necesario esperar el resultado de la reforma tributaria y el de la presentación en el Congreso de EE. UU. del informe sobre la Ley Nica Act.

La reforma fiscal cumplió sus primeros 3 meses a finales de mayo.

Créditos multilaterales

Alfredo César dijo que desde que se aprobó la Ley Nica Act en Estados Unidos, a finales del año pasado, fueron suspendidas las aprobaciones de nuevos créditos y desembolsos para Nicaragua en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (MB) y Fondo Monetario Internacional (FMI). “Lo que se ha estado recibiendo del Banco Mundial y del BID son unos verdaderamente poquísimos fondos de proyectos que están en marcha”, explicó el legislador.

César cree que la aplicación de la Nica Act va a continuar y seguirá impidiendo préstamos de esas organizaciones multilaterales a Nicaragua, por lo tanto, el presupuesto deberá ser reformado.

“El presupuesto contemplaba desembolsos fuertes, tanto para proyectos antiguos, como para nuevos proyectos. Eso habrá que corregirlo en la reforma presupuestaria, porque ya se sabrá muy bien después de pasado mañana, que se va a presentar el informe y se sabrá la decisión final del Gobierno americano”, advirtió César.

El presupuesto de 2019 contempla un presupuesto de ingresos para el 2019 de C$69,751 millones, en tanto el de gastos suma C$80,014 millones. El déficit fiscal se estableció en C$10,263 millones, el cual será financiado con donaciones y préstamos.