• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Nicaragua, a pesar de la crisis, figura en el top 10 de los países que siguen apostando por la generación de electricidad a partir de proyectos renovables, según una publicación internacional.

El informe titulado “Renewables 2019 Global Status Report” coloca al país a la par de Honduras a nivel de Centroamérica; de Uruguay en Latinoamérica; y de otros países de la Unión Europea, como Dinamarca, Uruguay, Irlanda, Alemania, Portugal, España y Reino Unido, en proyectos impulsados en el campo de la energía eólica y solar fotovoltaica.

La Red de Políticas de Energía Renovables Siglo 21, REN 21, por sus siglas en inglés, destaca en su informe que estos países -durante el 2018- continuaron dando forma al desarrollo de la energía renovable.

REN21 es una red global que proporciona información actualizada y de alta calidad para dar forma al debate sobre la energía.

El informe de este año se centra en las tendencias y desarrollos ocurridos durante 2018 en los mercados, inversiones y políticas alrededor de todo el mundo, basado en datos e información proporcionados por los enlaces de REN 21, constituida por más de 900 colaboradores en todo el mundo.

Las energías renovables, según el documento, suministran más del 26% de la electricidad global.

En 2014, a nivel mundial 6.5 millones de personas en todo el mundo trabajaban directa o indirectamente en el sector, sin embargo, esa cifra incrementó a 11 millones al finalizar el 2018.

En Nicaragua, según datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), al cierre de 2018 había una capacidad instalada nominal de 186.20 Megavatios (MW) y una capacidad instalada efectiva de 170.10 MW en el campo de la energía eólica.

Por otro lado, en el último año la capacidad instalada nominal de la energía solar que se produce se mantuvo en 13.96 MW con una capacidad instalada efectiva de 13 MW.

La energía eólica representa el 13% de la capacidad instalada nominal en el país, mientras que la solar tiene una participación del 1%, según datos oficiales del INE.

PLAN DE EXPANSIÓN

La capacidad instalada nominal del Sistema Interconectado Nacional (SIN), en el año 2006 era de 746.20 MW, pero al cierre de 2018 alcanzó un total de 1,482.37 MW, mostrándose un incremento en la capacidad Instalada del 98% en ese periodo, según datos del INE.

En 2018 la demanda máxima de energía fue de 691.92 MW, siendo junio el mes con mayor consumo energético

Al cierre de este año, las autoridades del sector esperan que la electricidad que se produce a partir de fuentes renovables alcance una participación del 58% y 42% con fuentes no renovables.

La introducción de nuevos proyectos de generación basados en energías renovables, según proyecciones del Ministerio de Energía y Minas (MEM), permitirá modificar la matriz de generación, aumentando la participación de energía renovable del 58% en el año 2019 al 70% en el año 2033, garantizando la introducción de 1,244 MW.

Desde 2006 los esfuerzos para introducir nuevos proyectos de generación basados en energías renovables se han multiplicado con el fin de modificar la matriz de generación eléctrica.

De acuerdo con el Plan de Expansión de Generación del MEM se contemplan proyectos eólicos, fotovoltaicos y de biomasa.

Los planes contemplan la construcción de 4 proyectos eólicos que van desde los 40 MW hasta los 64 MW.

Adicionalmente, hay 7 proyectos fotovoltaicos, incluyendo uno que está en proceso de construcción (El Velero de 12 MW), el resto son proyectos de 30 MW cada uno.

Recientemente las autoridades del Ministerio de Energía y Minas suscribieron con representantes de la empresa EPR Solar un memorándum de entendimiento para la construcción de una nueva planta solar con capacidad de 100 MW que será construida en San Benito, Tipitapa.

La construcción se realizará con aportes financieros de la empresa de capital español EPR Solar e inversionistas israelitas.

“Renewables 2014 Global Status Report” señala que el 10% del consumo anual de electricidad en al menos 12 países del mundo provino de la eólica, pero países como Costa Rica, Nicaragua y Uruguay han visto aumentos rápidos.