• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Las empresas del cuero y calzado, un sector que está siendo fuertemente golpeado por el incremento de la energía eléctrica, podría cerrar el año con un decrecimiento del 9%.

Como consecuencia de la poca demanda de zapatos en el mercado nacional, los propietarios de los 9,000 talleres que conforman la Cámara de Cuero y Calzado decidieron reducir la jornada laboral hasta en un 20%, durante la semana, para al mismo tiempo tratar de disminuir los costos de facturación de la energía eléctrica, la que ha experimentado un incremento de 6.31% desde enero a la fecha.

Las empresas del cuero y calzado, un sector que está siendo fuertemente golpeado por el incremento de la energía eléctrica. Archivo/END

Santos Reyes, presidente de esta cámara, explicó que en los costos de producción de las empresas pertenecientes a este sector, la energía actualmente representa entre un 35% y 40%, situación que tiene en “agonía” a los empresarios del gremio.

Antes de la crisis, para los empresarios de esta actividad económica la energía representaba un costo de entre un 15% y 20%, señaló Reyes.

“Hay facturas acumuladas, facturas que se someten a reclamos (…) Hay productores que tienen entre cinco y diez facturas y prácticamente están afligidos porque no saben qué va a pasar si los van a meter presos o les van a quitar sus propiedades, es insosteniblemente prácticamente este incremento de la energía”, enfatizó Reyes.

De enero a junio, el precio de la energía eléctrica para todos los sectores en Nicaragua se incrementó en 6.31%, lo que está afectando la productividad de los empresarios del sector cuero y calzado, textil vestuario, minero, metal-mecánica, turístico, entre otros.

El más reciente aumento de precio en la tarifa de energía eléctrica es de 1.4% y se comenzó a aplicar desde el 1 de junio.

Antes de la crisis sociopolítica, el sector del cuero y calzado tenía un crecimiento de entre 12% y 14%, pero en 2018 tuvo una caída del 8%, una situación que se podría repetir en el 2019.

De enero a junio, el precio de la energía eléctrica para todos los sectores en Nicaragua se incrementó en 6.31%. Archivo/END

Sube la factura petrolera y se acerca a los niveles de 2014

Revisar pliego tarifario

Los micro, pequeños y medianos empresarios de las diferentes actividades económicas del país sostuvieron este miércoles un encuentro en la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), con el objetivo de unificar esfuerzos y definir estrategias para hacer frente a esta problemática.

Ermis Morales, representante de la industria de panificadores de Nicaragua, exigió una revisión del pliego tarifario y “no más incremento”, porque se aumentarían todavía más los costos de operatividad de las empresas.

La energía, en el caso de los panificadores, representa el 17% de los costos de sus operaciones.

Sube la factura petrolera y se acerca a los niveles de 2014

Para los empresarios turísticos, de hoteles y restaurantes, la energía representa entre un 30% y un 40% de sus costos operativos, explicó Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), quien fue invitada a la reunión.

“El 90% de la industria turística de Nicaragua son mipymes (…) y están siendo golpeados, no solo por la crisis sociopolítica que vive nuestro país desde abril del año pasado, sino también por los altos costos que se están sumando a las operaciones de las empresas”, dijo Valenti.

José Manuel Flores, empresario turístico de Chontales, afirmó que los efectos de la reforma tributaria y del seguro social, además del alto costo del combustible, también golpea las economías de las mipymes.

“Hay facturas acumuladas, facturas que se someten a reclamos (…) Hay productores que tienen entre cinco y diez facturas y prácticamente están afligidos porque no saben qué va a pasar si los van a meter presos o les van a quitar sus propiedades.Archivo/END

Para los empresarios turísticos, de hoteles y restaurantes, la energía representa entre un 30% y un 40% de sus costos operativos, explicó Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), quien fue invitada a la reunión.

“El 90% de la industria turística de Nicaragua son mipymes (…) y están siendo golpeados, no solo por la crisis sociopolítica que vive nuestro país desde abril del año pasado, sino también por los altos costos que se están sumando a las operaciones de las empresas”, dijo Valenti.

José Manuel Flores, empresario turístico de Chontales, afirmó que los efectos de la reforma tributaria y del seguro social, además del alto costo del combustible, también golpea las economías de las mipymes.

“Es el momento para organizarnos y ver a mediano o largo plazo qué se puede hacer porque esto está generando desempleo”, dijo Flores.

Por su parte, Sergio Maltez, presidente de Cadin, insistió que antes de la crisis sociopolítica y económica del país, la situación de la energía eléctrica ya era insostenible, pero ahora se torna peor, porque Nicaragua sigue siendo el país con la energía más cara a nivel de la región centroamericana.

“Mientras no toquemos a fondo el tema vamos a seguir con todos estos problemas, más ahora que tenemos encima la reforma tributaria, tenemos problemas hasta de seguridad alimentaria (…) Hay que hacerle un llamado al Gobierno, claramente, que no podemos seguir recibiendo más impuestos y pagando todavía esta energía que está afectando y más al sector pyme”, agregó Maltez.