•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los países de la Unión Europea (UE) expresaron este martes su voluntad de presentar un candidato de consenso a suceder a Christine Lagarde al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI), propuesta como próxima presidenta del Banco Central Europeo (BCE).

"Hay un acuerdo unánime para presentar a un candidato único al puesto", aseguró el ministro finlandés de Finanzas, Mika Lintilä, cuyo país ejerce la presidencia pro témpore del bloque, al término de una reunión con sus pares europeos en Bruselas.

La decisión de los líderes europeos de designar a Lagarde como candidata a presidir el BCE a partir del 1 de noviembre, una propuesta a la que los ministros de Finanzas dieron este martes su visto bueno, obligó a buscar a su sucesor al frente del FMI.

La UE busca presentar un candidato de consenso a dirigir el FMI / Archivo Desde la creación de la institución monetaria con sede en Washington tras la Segunda Guerra Mundial, el puesto lo ocupa tradicionalmente un europeo, mientras la dirección del Banco Mundial corresponde a un estadounidense, un reparto contestado por grandes economías emergentes.

Los ministros europeos de Finanzas decidieron así en su primera discusión sobre la sucesión en el FMI buscar un candidato de consenso, aunque sin citar "ningún nombre o perfil", algo que "vendrá más tarde", agregó Lintilä en una rueda de prensa tras el encuentro.

El ex ministro británico de Finanzas George Osborne y el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, estarían en las quinielas para el puesto, así como el ex presidente del Eurogrupo, el neerlandés Jeroen Dijsselbloem, según varios medios de comunicación.

Aunque el ministro luxemburgués Pierre Gramegna, destacó la "experiencia en gestión de crisis" y la "competencia" de Dijssebloem, su par española Nadia Calviño evitó pronunciarse sobre nombres, explicando que "todavía no se ha producido el proceso de nombramiento" de Lagarde en el BCE.

Tras el aval de los ministros a la propuesta de los mandatarios, el consejo de gobierno del Banco Central Europeo y de la Eurocámara todavía deben pronunciarse sobre la designación de la ex ministra francesa, directora general del FMI desde 2011, al frente del BCE.