Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

La economía de Nicaragua puede decrecer este año debido a la grave crisis que está viviendo el país, por la cual el doctor en economía Néstor Avendaño considera que al finalizar 2009 unas 55 mil personas habrán pasado a ser desempleadas, en tanto dijo que las políticas que está tomando el gobierno no favorecen la salida al problema que aflige a la nación.

De acuerdo con el economista, el daño es derivado de la caída de la producción, lo que se produjo debido a que “el mundo nos compra menos y al comprarnos menos, la actividad productiva de este país, para la exportación, o sea, el 30 por ciento del producto Interno Bruto, también se desploma, y todo indica que el país tenderá a dejar de crecer este año.

“Esta producción que se cae es la destinada a la exportación, entonces los daños se están produciendo en cadena, y al desplomarse la producción para las exportaciones se afecta la demanda interna, no por la caída de la demanda mundial, sino porque no hay políticas que favorezcan el gasto interno”, expresa el economista.

Recordó que la inversión pública se encuentra subejecutada, al igual que la inversión privada, que se encuentra en el suelo, además, el consumo de las familias está también afectado, con menos ingresos y más desempleo.

De acuerdo con Avendaño, si la economía llega a crecer aquí, será gracias a una sola variable, el consumo público, pero se enfrenta el problema que el FMI presiona para que se reduzca el déficit fiscal.

El daño, entonces, es generalizado y por lo tanto esto puede provocar un ascenso de la crisis y que se magnifique aún más la ola delictiva interna en el país.

Políticas procíclicas

El economista dice “no veo políticas económicas anticíclicas, sino al contrario, procíclicas, nos vamos hundiendo más, por el lado del presupuesto no se puede aumentar el gasto de inversión en infraestructura económica a favor de la producción de alimentos, porque se necesita más cooperación internacional y el gobierno tiene problemas con ella”.

Por otra parte, reiteró que la inversión pública está subejecutada y que ya dijo el presidente del Banco Central, que el proyecto que no se inició este semestre no se va a ejecutar en el próximo, y eso es para reducir gastos, presionado por el FMI.

La lógica, sin embargo, señala que hay que promover más gasto en inversión, pero tenemos además la gran restricción de que la cooperación internacional está criticando los asuntos de gobernabilidad y no suelta más recursos.

Mientras tanto, por el lado monetario, las políticas no son a favor de contrarrestar la crisis, están sacando más córdobas de circulación del mercado y con eso están elevando la tasa de interés, y al elevarla, no hay posibilidades de que la mediana y pequeña empresa pueda atender su producción.

Recordó que ya fue nombrada la directiva del estatal Banco de Fomento, pero añadió que no creo que comience a funcionar pronto, y añadió que el gobierno debe pasar del discurso a la acción, dado que esa institución financiera es necesaria para el agro.