•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

. La producción de carne de pollo, que hasta antes de la crisis de abril de 2018 había tenido un buen comportamiento, está experimentando una contracción de entre un 6% y 8%, afirmó Alfredo Vélez, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos (Anapa).

Esa baja es consecuencia de la reducción en el consumo interno, aseveró Vélez. 

“En el sector del pollo hay una reducción considerable del consumo, en relación con el año 2018 y 2017, sobre todo, el año antepasado”, dijo el empresario.

En términos generales, el sector avícola se ha visto golpeado por los efectos negativos de la crisis sociopolítica en la economía.

La producción industrial de carne de pollo en el 2018, según datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), fue de 297.6 millones de libras.

Hasta mayo de este año, respecto al mismo período de 2018, según Vélez, el BCN reportó 5.5% menos en términos de volumen e insistió en que es un efecto de la caída del consumo.

La producción de huevo sí tiene una mejora. Archivo/END

“El pollito que hoy sale al mercado se programó hace cuatro meses. Desde ese punto de vista, es un tema que va ligado al consumo (…) En este caso, como no has podido prever la demanda, lo que tiene es un efecto en toda la cadena cuando la demanda está caída”, señaló Vélez.

Este año, el Plan de Producción, Consumo y Comercio del Gobierno proyecta que en el país se sacrificarán 70 millones de aves y obtener 329 millones de libras de carne de pollo, lo que supondría un crecimiento de 6.7% con respecto a 2018.

A pesar de las expectativas generadas por el Gobierno, según Vélez, el sector continuará en recesión y el comportamiento en los niveles de producción seguirá de la misma forma hasta el cierre de este año.

“La demanda está lenta, el consumo ha estado afectado. Obviamente se siente en el consumo una economía que está golpeada (…) Uno va con el ritmo de la economía y con este tema del consumo ha estado caído por la falta de crédito en general, cierre de empresas, desempleo y una serie de elementos que están afectando”, agregó el presidente de Anapa. 

La producción de huevos está “estable o un poco mayor, debido al sistema anticipado de planificación”. Archivo/END

Para este año, según cifras del Gobierno, se estima un consumo aparente de 320 millones de libras e importaciones por 10.3 millones de libras de carne de pollo, proyecciones que no son congruentes con la realidad que enfrenta el sector, sostuvo Vélez.

“Esos números, el Gobierno los hizo por su cuenta. Nosotros hemos visto que nuestro sector está en una contracción de demanda que tuvimos el año pasado y este año (…) Ha habido una reducción de la economía, una contracción económica considerable que afecta a todos a nivel nacional y de alguna manera se ve en los productos de consumo interno. En este caso, el pollo ha estado afectado”, señaló el representante de Anapa.

Según datos de Anapa, el 96% de la producción de carne de pollo es aportado por la industria nacional y el restante proviene de la importación del mercado de Estados Unidos.

Nicas comen más huevo

La producción de huevo, a pesar de los efectos económicos adversos que enfrentan los nicaragüenses, ha tenido un comportamiento diferente.

El representante de Anapa explicó que la producción de huevos está “estable o un poco mayor, debido al sistema anticipado de planificación”.

Vélez agregó que bajo el esquema de planificación del sector, usualmente reponer las gallinas ponedoras toma entre 20 y 22 meses, y este tipo de planes permitió mantener la estabilidad en la producción.

En términos generales, el sector avícola se ha visto golpeado por los efectos negativos de la crisis sociopolítica en la economía. Archivo/END

“La producción de huevo sí tiene una mejora, contrario al año pasado ha estado en el 8% (…) Hoy estamos con producción que se planificó antes de la situación actual de recesión de la economía”, sostuvo Vélez.

Aunque los efectos de la inestabilidad económica también se han sentido en la caída del consumo en esta industria, las familias tratan de seguir llevando esta proteína a su mesa.

“Es otro tipo de producto, en el sentido que podés comprar dos huevos, un huevo y económicamente ha habido un aumento en relación al año anterior”, afirmó Vélez.

La producción industrial de carne de pollo en el 2018, según datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), fue de 297.6 millones de libras. Archivo/END

De acuerdo con cifras del Gobierno, para este año se contempla una meta de producción nacional equivalente a 33.5 millones de cajillas de huevos, que representa un 9.9% de crecimiento con respecto al año pasado.

De ese total, 22.5 millones de cajillas serían producidas en granjas del país, según el plan del Gobierno.

Este año se proyecta un consumo de 33.5 millones de cajillas de huevos. El BCN detalla que en el 2018 hubo una producción de 51.2 millones de docenas de huevos.