• Washington D.C, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El Fondo Monetario Internacional recortó el pronóstico de crecimiento de Argentina en 2019 y 2020 y advirtió sobre los "riesgos" que enfrenta el programa suscrito por el gobierno, de cara al periodo electoral, según un informe difundido el lunes.

La perspectiva para el PIB fue ajustada a una contracción de 1,3% en 2019, frente a una proyección de un decrecimiento de 1,2% hecho en abril, en tanto que para 2020 el Fondo prevé una expansión de 1,1% frente a una proyección previa de 2,2%.

"La revisión en 2019 (a -1,3%) refleja el débil desempeño del crecimiento (especialmente de la demanda interna y de las importaciones) en el primer trimestre y las revisiones a la baja del crecimiento de socios comerciales regionales", en particular Brasil, dijo el organismo.

El FMI publicó el informe tras aprobar el viernes un desembolso de 5,400 millones de dólares para el país, como parte del crédito por más 56,000 millones negociado con el gobierno de Mauricio Macri.

El organismo señaló que ya que la inflación se muestra más persistente, las tasas de interés reales deberán permanecer altas por más tiempo, lo que afectará la demanda interna y las importaciones, así como al crecimiento de 2020.

El FMI revisó al alza su pronóstico de inflación a un 40%, frente a una proyección previa de 30,5%.

Mauricio Macri, presidente de Argentina. EFE/END

A pocos meses de las elecciones presidenciales, la recesión ha lastrado las posibilidades de Macri, que se presenta a la reelección en una carrera en la que también corre la fórmula peronista de centroizquierda que encabeza Alberto Fernández y secunda la exmandataria Cristina Kirchner, así como la del centrista Roberto Lavagna, críticos del acuerdo con el FMI.

"Los riesgos que enfrenta el programa son elevados, con periodo electoral más desafiante todavía por llegar", señaló el FMI.

Macri, que acudió al FMI en 2018 tras dos estampidas cambiarias que dispararon la inflación, enfrenta crecientes presiones para enderezar la economía de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

A cambio del préstamo, Argentina se comprometió a lograr el equilibrio fiscal en 2019 y un superávit en 2020 con un duro plan de ajuste.

En este contexto, el desempleo tocó un 10,1%, según las cifras del primer trimestre de 2019, y el nivel de pobreza alcanza al 32% de la población.