• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Financia Capital, la segunda financiera que presentó problemas en Nicaragua como consecuencia de la crisis sociopolítica y económica del país, ha llegado a un arreglo que representa el 97.44% del monto de las inversiones realizadas, dijo su presidente, Barney Vaughan. “Y muy pronto esperamos tener cubierto el 100%” añadió.

La financiera hizo un llamado a sus inversionistas en febrero pasado, para buscar nuevos arreglos de pago y así honrar sus compromisos con los inversionistas que en conjunto totalizan un monto de US$4.5 millones.

¿Cómo avanza la solución del problema de Financia Capital con sus inversionistas?

Ha costado un poco porque era un mecanismo financiero de cobertura para nuestros inversionistas, para garantizarles el pago de nuestras obligaciones. Utilizamos un fideicomiso que no es muy usado en Nicaragua, pero que es bastante usado en otras latitudes, como Panamá, Colombia, etcétera. Pusimos bienes raíces de mucho valor en garantía de sus ahorros.

Financia Capital, la segunda financiera que presentó problemas en Nicaragua como consecuencia de la crisis sociopolítica y económica del país. Archivo/END

Entonces, ha costado un poco transmitir la facilidad y la flexibilidad que tiene este mecanismo, porque lo que se da en garantía prácticamente se les da en propiedad.Es más fácil liquidarlo si se presentaran oportunidades para su venta y así poder cumplir con los vencimientos de las nuevas inversiones ya reprogramadas. Entonces, el mecanismo del fideicomiso es bastante flexible y quizás al final logramos transmitir que era mejor que estuvieran garantizados con estos bienes, que con activos más riesgosos en un ambiente económico como el que estamos viviendo, afectados además por precios internacionales de nuestros productos, que son principalmente commodities, que han estado a la baja, como el café. Actualmente, hemos cubierto casi el 100% de nuestros adeudos con la figura que ofrecimos, que es el fideicomiso. Ya son pocos los inversionistas que nos quedan pendientes de firmar el nuevo arreglo.

Barney Vaughan. “Y muy pronto esperamos tener cubierto el 100%” añadió. Isidro Hernández/END

¿Cuántos inversionistas han aceptado esa propuesta?

De 62 inversionistas, 56 han firmado; y en valor, ya alcanzamos el el 97.44%. Ahorita mismo está en esta oficina se encuentra uno de ellos concluyendo la negociación con nuestro abogado. Sabemos que cada persona es un mundo, cada acreedor quiere algo diferente, cada uno tiene su abogado y tratamos de encontrar soluciones satisfactorias para todos. Prácticamente estamos cerrando con todos los inversionistas y por el total de su inversión. El próximo 12 de agosto corresponde pagar la primera cuota de intereses semestrales, y pensamos que ya para esa fecha tendremos completado la totalidad de los arreglos con todos los inversionistas.

¿En qué consiste ese fideicomiso?

El fideicomiso es administrado por una empresa panameña, que es supervisada por la Superintendencia de Bancos de Panamá. Esta entidad reguladora supervisa a dos tipos de empresas en términos financieros: a los bancos y a las compañías financieras. La operación del fideicomiso es de fácil adaptación a diferentes circunstancias; uno puede hacerlo con efectos testamentarios. Uno puede darle las instrucciones: aquí están estos bienes y queremos que se administren de esta manera. Así como puede haber fideicomiso para efectos de garantías, hay miles de fideicomisos para cualquier tipo de cosas, que se usan en Sudamérica. En este caso, lo que se hizo fue un fideicomiso en garantía. Lo que hicimos fue poner inmediatamente esos bienes. Nuestra preocupación eran los inversionistas, que son personas con capacidad de riesgo suficiente para invertir en la Bolsa de Valores. Sabían qué era lo que estaban haciendo, pero son individuos. No son empresas profesionales, digamos.

Utilizamos un fideicomiso que no es muy usado en Nicaragua. Archivo/END

Nuestro principal interés era primero atender la cobertura de estas personas, para que se sintieran que teníamos los elementos suficientes para asegurarse que su inversión se va a materializar en liquidez eventualmente. Pusimos en fideicomiso una serie de propiedades, que garantizan los adeudos que eran originalmente por cuatro millones y medio de dólares pendientes (de pagar), de una emisión de US$8 millones. Se formalizó mediante un pagaré de la holding de financia y en garantía se pusieron todos esos bienes. Son propiedades de primera. Se formalizó mediante un financiamiento a dos años de plazo, a partir de febrero de este año, con pagos de intereses semestrales. El primer pago se hará en el mes de agosto de este año. La intención primero es garantizar esas deudas y dos liquidar esos bienes para pagarles a los inversionistas.

Esos bienes cubren con mucha holgura el adeudo. Obviamente, en parte depende de la situación política y la inversión extranjera, pero siempre hay gente que se toma el riesgo por obtener un ahorro sustancial. No solo me estoy refiriendo a los famosos fondos buitres, como les llaman en otros países, que se hacen específicamente para comprar propiedades que están en verdadera calamidad, sino que ahora andan en Nicaragua buscando oportunidades. Hay mucha gente interesada, y hemos estado conversando sobre las propiedades, pero lógicamente tiene que haber un equilibrio entre precio y cómo satisfacer las necesidades de los clientes. Tenemos año y medio para realizar esos activos y pagarles.

De 62 inversionistas, 56 han firmado; y en valor, ya alcanzamos el el 97.44%. Archivo/END

¿Por qué se hace el fideicomiso en Panamá?

Porque la forma más rápida que buscamos, cómo hacerlo, fue extender un fideicomiso existente y registrarlo aquí. Panamá es un centro financiero internacional y yo creo que es importante para los clientes nuestros que el fideicomiso esté ubicado ahí, aunque lo pueden demandar aquí localmente, porque el fideicomiso está inscrito también aquí en Nicaragua, de manera que es como si estuviera constituido acá, pero necesitábamos encontrar una salida rápida a la situación que se nos presentó y lo que se nos ocurrió fue ofrecerles la extensión de este fideicomiso en Panamá. Muchos de los abogados han dado su opinión, y hemos ido cumpliendo con los requerimientos, y como digo es como que fuera un fideicomiso nicaragüense.

¿Qué expectativa tienen con estos inversionistas que aún no han aceptado su propuesta?

Son detalles bastantes finos. Son una serie de detallitos en los que vamos evolucionando. Lo principal de esto es la voluntad. Estos bienes fueron aportados voluntariamente. De otra forma, hubieran tenido que demandar a la financiera, y la financiera, debido a esto todas sus líneas de créditos fueron cortadas, tanto locales, como internacionales. Yo creo que… No creo, estoy seguro, que los inversionistas están mucho mejor, con una garantía con propiedades valiosas, que siendo acreedores de la financiera. Nosotros creemos que parte de tu calidad como empresario es la forma responsable en que se atienden tus obligaciones.

¿Ahora mismo, en qué estado está Financia Capital?

Estamos cobrando la cartera, estamos realizando los activos y lo que nos entra de ingresos lo pagamos, pero hay momentos en que no se puede pagar. Archivo/END

Ese es parte del problema, porque por la situación del país una mayoría de nuestros clientes no están pagando y más bien están entregando sus bienes, lo cual empeora la situación. Si alguien te debe, y tiene una garantía, está mal la situación, y si además está dispuesto a entregarte esa garantía, porque su negocio no puede salir adelante, nada gana uno con meterle un abogado. Si el cliente está dispuesto a darnos la garantía, terminas agarrando la garantía. Eso te agrega costos adicionales y al final terminas vendiéndola por un valor menor. Nosotros hicimos reservas bastante fuertes el año pasado, pero aun así la cartera se deteriora. Nosotros estamos en un proceso de reinversión. Hemos estado analizando diferentes ramas de los servicios financieros y vamos a seguir en otros tipos de servicios, quizás no préstamos, porque para prestar tenés que recibir prestado y si nadie te presta tampoco podés prestar. Posiblemente vamos a estar en otros servicios financieros que le den a Financia una mayor capacidad de pago, y oxigenarse, para volver a surgir. Estamos cobrando la cartera, estamos realizando los activos y lo que nos entra de ingresos lo pagamos, pero hay momentos en que no se puede pagar y que desafortunadamente cuando no podemos pagar a las instituciones financieras lo que le debés, caes en mora. Es la situación de un deudor, y es una situación complicada, de la cual esperamos salir adelante. Estamos viendo nuevas avenidas de negocio y pensamos con eso en un futuro poder regresar a tener ingresos sustanciales importantes para seguir con el negocio.

¿Qué papel ha jugado Financia Capital en el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas?

Nosotros comenzamos en el 2004. Teníamos una cartera no muy grande, como de 17 a 18 millones de dólares. Nuestros préstamos eran pequeños realmente. Pero hicimos crecer a muchos clientes. Una de las cosas de este tipo de financieras proporciona es que a esos clientes los hace crecer y de alguna manera los gradúa, porque ya al tener alguna referencia crediticia le da acceso a un banco. Como nosotros somos más pequeños, nuestros costos son más altos y nuestras tasas de interés son mayores. Luego, cuando ya se tiene esa capacidad, el cliente se puede pasar a un banco, que le ofrecerá tasas menores. Han sido miles de clientes los beneficiados por instituciones que como Financia Capital, han canalizado recursos a las pequeñas y medianas empresas del país. Es una lástima que este crecimiento y desarrollo se vio interrumpido abruptamente debido a los acontecimientos que todos conocemos.

¿Cómo está solventando Financia Capital sus obligaciones con los demás acreedores financieros?

Financia Capital tenía también una obligación importante con algunas Instituciones Financieras nacionales, regionales e Internacionales. Primero dimos prioridad a atender la situación de los inversionistas por medio de la Bolsa de Valores de Nicaragua según hemos comentado en los párrafos precedentes.

Financia Capital tenía también una obligación importante con algunas Instituciones Financieras nacionales, regionales e Internacionales. Archivo/END

Sin embargo, casi a lo inmediato procedimos a convocar también a todas las instituciones bancarias y financieras que nos honraron por muchos años con la prestación de sus recursos financieros. El esquema que estamos ofreciendo a ellas es similar en el sentido que se está creando un fideicomiso pero específico con los bienes inmuebles y activos que eran propiedad de Financia Capital y por los saldos remanentes estamos solicitando consideraciones en cuanto a extensiones de plazo y tasa en la búsqueda de que la situación en el país mejore y en un mediano plazo logremos realizar algunos de estos activos además de encontrar actividades productivas que generen ingresos para tratar de hacer frente a esas otras obligaciones.

Con algunas de las otras instituciones hemos alcanzado arreglos de que nos acepten directamente bienes inmuebles en pago, o bien que se adjudiquen las garantías hipotecarias que se establecieron a su favor cuando se contrataron las operaciones originalmente. A la fecha hemos alcanzado arreglos o estamos en etapas avanzadas de cerrar negociaciones con cuatro o cinco de ellas.