• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El petróleo subió este lunes debido al aumento de la tensión en el estratégico estrecho de Ormuz donde Irán incautó un buque cisterna británico.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en septiembre ganó 79 centavos (1.3%) y cerró en 63.26 dólares.

En el mercado de Nueva York, el barril de WTI para agosto subió 59 centavos (1.1%) y llegó a 56.22 dólares.

La semana pasada el Brent y el WTI acumularon sendas bajas de 6.4% y 7.6%, respectivamente.

Pero los precios comenzaron a subir sobre el fin de la sesión del viernes cuando Irán anunció haber “confiscado” al petrolero de bandera británica Stena Impero en el estrecho de Ormuz; por donde pasa casi el 21% del consumo mundial de productos petroleros.

El aumento del lunes fue “relativamente discreto”, dijo Carsten Fritsch, analista del Commerzbank.

“La respuesta moderada del mercado está sin dudas vinculadas a que Irán hasta el momento no ha hecho más que pequeñas provocaciones y no ha dado pasos muy grandes para realmente perturbar la navegación en el estrecho” de Ormuz, acotó de su lado Matt Smith de ClipperData.

Pero los precios comenzaron a subir sobre el fin de la sesión del viernes cuando Irán anunció haber “confiscado” al petrolero de bandera británica Stena Impero en el estrecho de Ormuz; por donde pasa casi el 21% del consumo mundial de productos petroleros. Imagen Referencial/Archivo/END

Reino Unido afirmó este lunes que quiere crear una fuerza de protección marítima para el golfo liderada por Europa, luego de que Irán confiscase un petrolero con pabellón británico en medio de la creciente tensión en la región.

El ministro británico de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, hizo el anuncio tras una reunión ministerial de emergencia para responder al incidente del viernes.

“Vamos a buscar crear una misión de protección marítima liderada por Europa para apoyar el paso seguro de los cargueros y la tripulaciones en esa región vital”, dijo Hunt en el Parlamento, enfatizando que Reino Unido no quería confrontar con Irán.