• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

En junio pasado, un total de 868,149 hogares fueron beneficiados con el subsidio eléctrico, a pesar de la reducción gradual que viene ejecutando el gobierno en este programa desde el año 2018, según datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

La cantidad de clientes beneficiados, sin embargo, es superior en 3.5% con respecto al mismo mes del año pasado, cuando el INE reportó que 837,535 clientes de las distribuidoras de energía gozaron del subsidio.

“Puede haber más gente, producto de la crisis que estamos viviendo, que quieren consumir menos, producto también de que la energía eléctrica se está incrementando y más gente quiere entrar al rango de subsidio para recibir el subsidio aunque sea menor que antes”, explicó Patricia Rodríguez, experta en temas energéticos.

En 2017, el gobierno obtuvo un préstamo por US$65 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a cambio de hacer ajustes en el sector y recortar gradualmente el subsidio hasta el año 2022, iniciando en 2018.

Los clientes que no excedan su consumo de los 100 kilovatios hora al mes serán los únicos que mantendrán el beneficio completo que establece un 50% de subsidio sobre la tarifa real.

Aquellos que consuman de 101 a 125 kilovatios hora por mes verán reducido su subsidio, pues solo contarán con un beneficio del 40%.

Por otro lado, los clientes del sector residencial que facturen de 126 a 150 kilovatios hora al mes, se les aplicará sólo un 30% del subsidio a su factura.

Pese a esta variación en el beneficio del subsidio la cantidad de clientes se mantiene porque probablemente las personas están haciendo un mayor esfuerzo para procurar mantener el beneficio, dijo Rodríguez.

Desde abril de 2018, Nicaragua entró en un periodo de recesión económica que dejó sin empleo a miles de nicaragüenses.

GASTAR MENOS

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) prevé que entre 49,000 y 61,000 personas podrían perder su empleo al cierre de este año en Nicaragua.

“La gente luego del 2018 está tratando de consumir menos y hay más clientes en el consumo hasta 150 kilovatios, o sea que todos los que están cerca de 150 o 200 (kilovatios) están haciendo esfuerzos por llegar hasta 150 para tener el subsidio, por eso hay más clientes”, dijo Rodríguez.

En enero de este año, el INE reportó que 868,149 usuarios fueron beneficiados con el subsidio energético, es decir 23,542 personas más que en el mismo mes de 2018, cuando la cantidad de clientes fue de 844,607, según datos disponibles por el INE.

En febrero de este año un total de 872,433 usuarios de las distribuidoras recibieron el subsidio, lo que representa el mayor número de clientes en lo que va de 2019, según datos del ente regulador.

Desde abril de 2018, Nicaragua entró en un periodo de recesión económica que dejó sin empleo a miles de nicaragüenses. Archivo/ENDDe enero a junio, el precio de la energía eléctrica para todos los sectores incrementó un 6.3%, según datos del sector.

COSTOS PAGADOS

En los últimos 14 años, desde que comenzó el programa del subsidio energético, el Estado ha tenido que desembolsar un total de US$615.7 millones hasta junio de 2019, según datos del INE.

En el 2005, cuando comenzó a aplicarse esta política el desembolso fue de US$1 millón, monto que fue creciendo paulatinamente a medida que iban incrementando los clientes.

El número de clientes beneficiados con el subsidio a la energía eléctrica se mantiene estable, según el INE. Archivo/END

A partir de 2012, los montos empezaron a ser mayores y ese año hubo un desembolso de US$62.2 millones.

En los primeros seis meses de este año, el Estado destinó un total de US$32.1 millones para financiar el programa del subsidio energético para clientes que consumen menos de 150 kilowatts hora al mes.

La cantidad pagada es mayor a los US$31.8 millones que se destinaron para este objetivo entre enero y junio de 2018, detallan los datos del ente regulador.

No obstante, mayo y junio de este año fueron los meses en los que el Estado tuvo que desembolsar más dinero para responder a la demanda de los clientes que recibieron subsidio.

Según datos del INE, en cada uno de este mes se pagó US$5.5 millones a las distribuidoras.

En marzo hubo un desembolso de US$5.4 millones para cumplir con las obligaciones de 866,831 clientes que consumieron hasta 150 kilovatios hora al mes.