• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La economía de Venezuela no tendrá una recuperación económica en los próximos meses.

Por el contrario, a la contracción proyectada para ese país por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en abril último, del 25%, el organismo le sumó 10 puntos porcentuales más, de manera que estima que en 2019 tendrá una caída del 35%.

“No vemos ninguna fuerza que explique por qué la economía (venezolana) podría comportarse un poco menos mal en la segunda mitad del año que en la primera y allí revisamos a la baja nuestro crecimiento, esperado a -35%”, afirmó Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, al dar a conocer las nuevas previsiones económicas del organismo.

La economía de Venezuela muestra una desaceleración económica desde el 2013, año en que Nicolás Maduro asumió la Presidencia tras la muerte de Hugo Chávez.

En 2017, la desaceleración económica marcó una caída del producto interno bruto de 15.7%, un año más tarde en 2018 se ubicó en 18%, de acuerdo con el FMI.

Las proyecciones dadas a conocer por el FMI indican que el “colapso” en la producción petrolera incidirá de forma directa en el desplome de la economía venezolana, que alcanzará una contracción acumulada del 60% desde 2013.

“A raíz de un mayor colapso de la producción petrolera durante los primeros 6 meses del año que esperamos continúe, no vemos ninguna señal en la cual anticipar que la producción petrolera en Venezuela pueda experimentar una recuperación”, argumentó Werner.

Aunque este año la caída del PIB venezolano será las más fuerte, para el 2020 el FMI pronostica una caída económica del 10%.

Hiperinflación

Aunque la inflación mensual ha disminuido en parte por las medidas adoptadas por el Banco Central de Venezuela, la organización financiera internacional estima que este año esta economía continuará experimentando “hiperinflación”.

“Vemos una inflación significativamente más baja de la estimación de 10 millones por ciento. Probablemente estemos viendo para el año 2019 una inflación anual que sea menor a un millón por ciento”, afirmó Werner en una rueda de prensa en Washington.

Fenómeno de la crisis

En el blog “Diálogo a fondo”, del FMI, Werner escribió que la situación económica de Venezuela continúa “ahondándose” a la par de la crisis humanitaria que ha dejado a más de 4 millones de venezolanos fuera de su lugar de origen, según cifras de organismos internacionales.

“Se espera asimismo que la hiperinflación continúe, y que la migración se intensifique, previéndose para fines de 2019 una cifra total de migrantes venezolanos que rebasaría los 5 millones”, apuntó el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Agregó que con anterioridad no se había visto “una contracción de este tipo en la historia reciente” de la región.

Al revisar los datos históricos del FMI, desde 1970 y comparar las contracciones acumuladas más profundas de las economías a nivel mundial de los últimos cincuenta años, Venezuela se posiciona entre las primeras 10 contracciones “más altas”.

“Es la única que no está asociada a una economía en conflicto o a un desastre natural, es un caso histórico”, dijo Werner.