• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El Derecho Arancelario a la Importación (DAI) se aplicará a 16 productos de consumo de los nicaragüenses que estaban exonerados.

El Gobierno de Nicaragua mandó a eliminar la exoneración del DAI que tenían esos bienes de consumo, mediante un acuerdo ministerial publicado por el Ministerio de Fomento Industria y Comercio (Mific).

Esos productos son sardinas en lata, sopas preparadas, desodorantes corporales y antitranspirantes, jabón de tocador, lámparas de mano, cepillos de dientes, guantes de plástico, guantes de caucho, mascarillas, aceite refinado de maní, aceite refinado de oliva, aceite refinado de girasol, aceite refinado de algodón, aceite refinado de coco, aceite refinado de almendra o babasú, aceite refinado de maíz.

De esos 16 productos, 13 pagarán el 15% sobre el precio del producto importado; dos serán gravados con el 10% y uno con el 5%.

END

“Al estar exonerados, los importadores no pagaban el impuesto de introducción de esos productos, pero ahora, al quitárselo, los precios van a subir, lo que va a provocar una presión inflacionaria”, comentó Róger Arteaga, exdirector de ingresos.

El acuerdo ministerial manda a modificar los acuerdos ministeriales MIFIC 073-2008 y sus reformas establecidas en los Acuerdos Ministeriales MIFIC 009- 2009 y el 016-2009; y 027-2009, en los que esos productos habían sido exonerados del DAI.

El DAI es un impuesto contenido en el Arancel Centroamericano de Importaciones y se aplica a mercancías provenientes de países fuera del área centroamericana, sobre el valor de las mismas. Estos tributos tienen tasas variables que pueden oscilar entre 5% y 15%.

En diciembre de 2008, el Gobierno dejó en cero por ciento el DAI de varios productos, entre ellos el de los cepillos de dientes, sardinas, preparaciones para sopas; y bajó al 5% otros como los aceites comestibles de maní, oliva, coco, entre otros.

En 2009, a través del acuerdo ministerial MIFIC 027-2009, también mandó a reducir los derechos arancelarios a la importación a cero por ciento de materiales de reposición de uso médico, como guantes o mascarillas, independientemente de su origen, por “las labores de prevención de la influenza a H1N1”.

Critican decisión

Arteaga señaló que “es una medida desacertada y muy desafortunada, porque se está aplicando en una economía en recesión”.

El exdirector de la Dirección General de Ingresos opinó que para ayudar a la recuperación de la economía en estos momentos es impulsar la producción y el consumo a través de incentivos, entre ellos los fiscales.

“En vez de estar poniéndole más impuestos al productor y al consumidor, lo que deberían de buscar es cómo reducir el presupuesto”, señaló Arteaga.

Ante la recesión económica y el déficit presupuestario proyectado para el 2019, el Gobierno impulsó una reforma tributaria que también eliminó la exención del impuesto al valor agregado de un sinnúmero de productos, principalmente para la producción agropecuaria y la mediana y pequeña industria.

La reforma también incrementó el impuesto selectivo de consumo a varios productos.

Estas reformas, sumadas a las del seguro social, han sido rechazadas por el sector privado y organizaciones de defensa de los consumidores del país.

Hacienda dice que reforma generó C$4,000 millones adicionales

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, dijo este miércoles que la reforma tributaria ha generado C$4,442 millones adicionales en la recaudación, en 4 meses de aplicación.

Acosta, según medios oficialistas, recordó que la meta de la reforma es recaudar más de C$10,000 millones este año, para cerrar el déficit presupuestario de 2019.

Dijo que esperan que se pueda cumplir al 100% ese objetivo.

Según el funcionario, están revisando con el sector privado esa reforma, para realizarle los ajustes que sean pertinentes.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) ha informado en varias ocasiones que ninguna de sus cámaras están participando.