• Rivas |
  • |
  • |
  • Edición Web

La venta de motocicletas nuevas en Rivas no se ha recuperado del impacto generado por la crisis sociopolítica que estalló en abril de 2018 en Nicaragua, según las tiendas comercializadoras de esos vehículos.

“Efectivamente, las ventas de motos están a paso lento”, dijo Cristian González, gerente de una tienda que en sus mejores tiempos vendía entre 40 y 50 motos mensuales y generaba hasta diez empleos. Ahora, informó, su promedio de venta mensual es de cinco unidades.

Las casas comerciales en Rivas han tenido que recortar personal. Lésber Quintero/END.

“Con la drástica caída de las ventas, el personal de la tienda también se redujo a tres personas y prácticamente lo que estamos haciendo es sobrevivir para mantener nuestro puesto de venta, y esperar a que la situación del país mejoré”, expresó González.

Según los distribuidores de motos, las ventas de motos han retrocedido -dependiendo de los negocios- entre un 75% y un 80%, en comparación con las ventas a inicios del 2018.

González refirió que una de las razones por las que han descendido las ventas de motos es el congelamiento del financiamiento en el país.

Explicó que el 92% de las adquisiciones de motos en Rivas, se llevaban a cabo con financiamiento y solo un 8% de los clientes las adquiría al contado. Señaló que “en estos tiempos ver una compra al contado es difícil”.

Por su parte, Fátima Espinoza, gerente de la tienda de motos “Rosa Mística”, dijo que a la falta de financiamiento se suma la pérdida de empleos que se ha registrado en Rivas, como factores determinantes en la caída de las ventas de motos.

Uno de los factores que está afectando el comercio de motocicletas es la pérdida de empleos.

“Desde que inició la crisis en el país, muchos rivenses han perdido sus empleos y optar a créditos también es cada vez más difícil para los clientes. Esto ha ocasionado un descenso en las ventas en nuestras dos tiendas de hasta un 75%”, refirió la empresaria rivense.

Entre ambas tiendas, Espinoza registraba un promedio de venta mensual de 80 motocicletas, pero ahora en promedio ha decrecido a 20, es decir 10 motos por tienda.

En medio de la crisis, una de las agencias distribuidoras de motos hasta se vio obligada a retirarse de Rivas, confirmó el comerciante Enrique Flores, propietario de la cadena de tiendas El Nancite.

Flores señaló que en su tienda, ubicada en el mercado de Rivas, funcionaba uno de los puestos de distribución de una marca, “pero después que estalló la crisis sociopolítica en el país, señalaron que estaban siendo afectado por pérdidas y se retiraron, pese a que teníamos un buen punto porque al mes se comercializaban entre 30 y 40 motos”, detalló.

De acuerdo con los comerciantes de motos, las ventas que actualmente se registran son impulsadas principalmente por personas que habitan en las zonas rurales; así como rivenses que reciben remesas de otros países.

Asimismo, aseguraron que los vehículos de dos ruedas que más demandan son los que oscilan entre US$1,000 y US$1,500.

Pese a que las ventas aun andan lentas en este departamento, los comerciantes afirmaron que están percibiendo una leve mejoría en comparación con los últimos meses de 2018.