•  |
  •  |
  • END

SANTIAGO / AFP

La crisis económica impactó fuerte sobre el empleo en América Latina en el primer trimestre, cuando se sumaron más de un millón de desempleados, pero la situación empeorará en el resto del año, con una tasa de desocupación entre 8.7% y 9.1%, según un reporte de CEPAL y la OIT.

La cifra de los tres primeros meses del año supone un aumento de 0,6 puntos porcentuales respecto a igual período de 2008, totalizando una media de desempleo regional de 8,5%, con un millón más de nuevos desempleados.

La situación empeorará en el resto del año, cuando la cifra global de desempleados podría elevarse a casi 20 millones, según el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la oficina regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), divulgado en
Santiago.

“La coyuntura actual muestra que los niveles de ocupación están empeorando”, señaló el reporte, que estima para todo 2009 una tasa media de desempleo en América Latina entre 8,7% y 9,1%, contra 7,5% en 2008.

“Esto significaría que entre 2,8 y 3,9 millones de personas podrían sumarse a los 15,9 millones de personas desempleadas que había en 2008 en las zonas urbanas”, alertó el informe.

Estragos de la crisis financiera

América Latina, al igual que otras regiones, sufre los estragos de la crisis financiera global, situación que este año llevaría a la región a registrar una contracción de su Producto Interno Bruto (PIB) de 1,7%, la mayor en 26 años.

La región sufre una fuerte contracción de la demanda, tanto interna como externa, por una significativa disminución de los flujos de comercio internacional, el deterioro de los términos de intercambio y una caída de las remesas de los trabajadores emigrados.

Uno de los efectos más notorios de la crisis económica sobre el empleo ha sido la marcada caída de la producción industrial y la disminución de la actividad del sector de la construcción en la región, ambos intensivos en la generación de puestos de trabajo.

La crisis también llevó a suspender proyectos de inversión en varios países Latinoamericanos. Según un anterior reporte de la Cepal, las inversiones extranjeras directas en América Latina caerán este año entre 35 y 45%, tras alcanzar en 2008 una cifra récord de 128,000 millones de dólares.

La tasa de ocupación ha caído en casi todos los países de la región, con más fuerza en Chile, Ecuador y México, donde se produjo una disminución de más de un punto porcentual. En Brasil y Colombia la situación ha sido más moderada, mientras que en Uruguay, Venezuela y Argentina aumentó levemente la ocupación. En el reporte se advierte además sobre una disminución de la calidad de empleo en la región.

“El poco dinamismo de la demanda laboral de las empresas formales y la ausencia o debilidad de las redes de protección social para enfrentar el desempleo obligan a muchas personas a buscar ingresos alternativos en actividades informales”, señala el informe de Cepal y la OIT.

No obstante, “no se espera que los salarios reales sufran disminuciones profundas, dado que esta crisis se desenvuelve en el contexto de una inflación decreciente”, concluye el reporte.