• Nueva York, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Web

El maíz registró una tercera sesión consecutiva de caída este miércoles, aún afectado por un informe que revisa las cifras sobre el nivel de la cosecha en Estados Unidos y socavado además por las incertidumbres económicas mundiales; la soja también bajó y el trigo en cambio subió.

"El mercado del maíz continúa respondiendo al informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos", dijo Dan Cekander, de la firma consultora DC Analysis.

En su informe mensual sobre las estimaciones mundiales de producción de granos y semillas oleaginosas (Wasde), publicado el lunes, el USDA pronosticó una cosecha de maíz mayor que la prevista anteriormente para el año fiscal 2019/2020 en Estados Unidos.

Ese ministerio espera una producción de 353,1 millones de toneladas (Mt) y una disminución de las exportaciones, lo que lleva a existencias finales más altas de lo esperado.

"La fuerte caída en los mercados de acciones y petróleo también tuvo un impacto (este miércoles) con señales de una posible futura recesión. Esto ha afectado al mercado agrícola", dijo Cekander.

La tasa de interés de la deuda estadounidense a diez años ha pasado temporalmente el miércoles a aquella de dos años, por primera vez desde 2007.

La soja, de la cual Pekín es el mayor importador mundial, se ve particularmente afectada por una desaceleración en la economía de China, en tanto el trigo, que había caído tras el informe Wasde, por el contrario logró algo de aire .

El bushel de maíz (alrededor de 25 kg) para entrega en diciembre, el más comercializado, terminó en 3,7025 dólares contra 3,7650 dólares del martes (-1.66%).

A su vez, el bushel de trigo para entrega en septiembre, cerró a USD 4,7375 contra 4,7200 dólares de la jornada anterior (+ 0.37%).

Ya el bushel de soja para entrega en noviembre se situó en USD 8,7800 dólares contra 8,8900 dólares de la cotización previa (-1.24%).