• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Nicaragua ocupó la posición 15 en una lista de 17 países en Inversión Extranjera Directa (IED) durante 2018, solo por encima de Bolvia y Venezuela, según un reciente informe divulgado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El año pasado, la IED de Nicaragua se contrajo 53.5% con respecto a 2017 y alcanzó apenas US$359 millones, y solo superó a Bolivia que descendió 55.7%, llegando a US$316 millones, mientras que en Venezuela no se reportaron datos.

En 2017, Nicaragua captó US$772 millones en IED por lo que esa caída y ocupaba el puesto 13, según el informe de la Cepal, significa un retroceso a “nivel cercano al de hace una década”.

END

El informe “Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe” detalla que el decrecimiento en los flujos de IED en Nicaragua fue afectado por un “contexto de tensión sociopolítica y de retracción de la economía” que se produjo a partir de la crisis de abril 2018.

Entre 2006 y 2007, Nicaragua captó en IED US$287 millones y US$382 millones, respectivamente. Mientras que, en 2008, según estadísticas presentadas por este organismo, el país captó US$382 millones.

Inversión por sectores

La IED de la industria manufacturera fue la que más se contrajo el año pasado, porque pasó de US$324 millones en 2017 a US$19 millones en 2018, señaló el informe.

La IED dirigida a las telecomunicaciones se contrajo en 48%, en tanto que los sectores de energía y minería no recibieron inversiones, refiere el documento.

Hasta 2013, los mayores flujos de inversión en el país provenían de EE. UU., México, Venezuela, Panamá y España.  Archivo/END

Mientras tanto, en el sector comercio y en la categoría “otros sectores”, según el informe, fueron los principales receptores de IED con un 32% y un 52% del total en 2018.

La caída de inversiones se podría profundizar más este año, debido a la incertidumbre que existe en Nicaragua ante la falta de una solución a la crisis sociopolítica del país, dijo recientemente el economista Mario Arana.

“Para la atracción de inversiones, es fundamental tener certeza, y aquí lo que tenemos es incertidumbre sobre qué dirección van a tener las cosas en este país. No tenemos certeza de si verdaderamente vamos a tener el control de la macroeconomía, o en algún momento lo podríamos perder”, argumentó.

Otros países

Hasta 2013, los mayores flujos de inversión en el país provenían de EE. UU., México, Venezuela, Panamá y España.

La IED de la industria manufacturera fue la que más se contrajo el año pasado, porque pasó de US$324 millones en 2017. Archivo/END

Los países de América Latina y El Caribe captaron un total de US$184,287 millones en 2018, lo que significa un crecimiento de 13.2% con respecto a 2017.

Brasil, México y Argentina son los tres países que en ese orden ocuparon los tres primeros lugares en esa lista como los países con las mayores inversiones.

Otros países que tuvieron un ritmo positivo en los flujos captados fueron Panamá, Chile, Uruguay, Ecuador y Honduras.

Por otro lado, Colombia, Perú, Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Paraguay forman parte de los países que vieron disminuir la IED.

En 2007, se contabilizaron 34 países, que tenían inversiones en Nicaragua, mientras que en 2016 la cantidad se duplicó, ascendiendo a 68 naciones, según la Guía del Inversionista Doing Business in Nicaragua 2017-2018.

Los países de América Latina y El Caribe captaron un total de US$184,287 millones en 2018. Archivo/END

Perspectivas negativas

Las perspectivas sobre flujos de inversión para la región en 2019 “no son alentadoras”, advirtió la Cepal, que prevé una caída en las entradas de IED de hasta un 5%, particularmente en Brasil uno de los países que mostró un buen ritmo en 2018.

“Estamos ante una coyuntura internacional compleja que no está favoreciendo la IED hacia nuestras regiones (y) las proyecciones en nuestra región de crecimiento no son muy positivas, así que no nos hace muy atractivos”, señaló Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal.

A finales de julio, la organización pronosticó que la economía de América Latina y el Caribe crecerá 0.5% este año.

La caída de la IED “se va a concentrar en Brasil. Nuestra estimación es puede caer un 15% la IED (de ese país) y, por otro lado, tendrá un pequeño incremento en México, en torno a 2.5%”, detalló Bárcena.