• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Cámara de Panaderos de Managua (Capama) solicitó este jueves a la Comisión de Producción Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional que vuelva a poner la exención del impuesto al valor agregado a los productos bases para la elaboración del pan popular en Nicaragua.

Juan Pablo Estrada, presidente de Capama, entregó una carta a la comisión parlamentaria, luego de ver que hace alrededor de un mes expusieron esa demanda en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), pero no ha habido ningún cambio en la reforma fiscal que entró en vigencia este año.

En la misiva piden a los legisladores que el polvo de hornear, margarinas, aceites comestibles, mejoradores de pan, bicarbonatos, mermeladas, huevos deshidratados, yemas de huevos, lacto sueros y gluten, salgan de una lista taxativa de productos exonerados y de una vez queden exentos del impuesto para beneficiar al consumidor final del pan popular en el país.

Estrada argumentó que la posibilidad de exoneración de ese impuesto no la usa todo el gremio panificador, porque la tramitología es muy engorrosa.

Estrada confirmó que fue invitado a las consultas en el MHCP para evaluar la reforma tributaria y asistió, pero a la fecha sin ningún efecto para los panificadores.

La reforma a la Ley de Concertación Tributaria entró en vigencia el 28 de febrero de este año y quedó establecido que sus resultados serían evaluados durante 3 meses, para luego hacer nuevos cambios que resultaran propuestos durante consultas al sector productivo.

Sin embargo, otros representantes del sector panificador no fueron tomados en cuenta en esas consultas.

“Solo ha participado (en la consulta) la cámara del pan de Managua y dos empresas que son, por decirlo así, los interlocutores que están trabajando con el Gobierno”, indicó Magdalena Cerda, coordinadora del Centro de Negocios y Asistencia a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Cenami), que trabaja en temas de asistencia con los panificadores del país.

Cenami es un departamento de la Cámara de Industria de Nicaragua (Cadin).

“Como Cámara de Industria, no nos han convocado, no hemos tenido ninguna retroalimentación. Sabemos que ellos han trabajo el tema de las listas taxativas, pero no nos hicieron participe a nosotros”, expresó Cerda.

Por su parte, David Estrella, de la empresa panificadora Bisc8, señaló que “en ningún momento” les han tomado en cuenta para la evaluación de las reformas a la ley de concertación tributaria.

La reforma a la Ley de Concertación Tributaria entró en vigencia el 28 de febrero de este año. Archivo/END

“Soy parte de la Comisión de Panificadores del Mific, representante de Carazo, aunque actualmente estoy en Managua. Pero esa comisión ya no está haciendo quorum. Por el momento no nos han invitado. La última reunión que tuvimos fue hace 4 meses para ver lo del tema de los precios y los impuestos, desde entonces no hemos tenido reuniones con el ministro”, indicó Estrella.

Estrella sostuvo que “en Cadin estamos agremiados más de 500 panificadores y vamos a consultar ese caso y tener información más a fondo de esa iniciativa de Juan Pablo Estrada. Obviamente no se ha abordado a todo el gremio, deberíamos de tener más voz al respecto, pero no he escuchado nada al respecto”.

“Con la carta (a los diputados) hacemos ver por qué es necesario dejar exento de impuestos esas materias que se usan para elaborar los panes populares, tradicionales y artesanal, cuando se haga una nueva reforma. Esperamos que tomen en cuenta nuestra solicitud. De nada nos sirve que nos den una lista taxativa de 70 productos si al fin de cuentas no lo utilizamos por la tediosa tramitología”, recalcó Estrada.