• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Aunque la aproximación de las fiestas patrias en Nicaragua tiene un tanto esperanzados a los comerciantes de los mercados de Managua, debido a que podrían aumentar sus ventas de uniformes escolares, estos no tienen previsto aumentar sus inventarios.

En los mercados Israel Lewites y Oriental, de Managua, los uniformes ya están en exhibición.

Urania Largaespada, comerciante del mercado Israel Lewites, dijo que tiene suficiente mercadería para la temporada, porque le quedaron del 2018.

“Siempre se vende, pero en las fiestas patrias se sube. Esperamos que las ventas estén buenas, aunque este año lo que se ha estado moviendo son los trajes de folclor. En 36 años de vender, es la primera vez que los trajes se venden más que los uniformes”, indicó Largaespada.

Precisó que, en menos de un mes, ha viajado tres veces a Masaya para comprar los trajes, y esta semana tiene planeado hacer otras compras.

Nicaragua atraviesa una crisis económica desde el año pasado . Archivo/END

“En mis tiendas ya los tengo regados (uniformes), lo que pasa es que yo no los exhibo tanto porque ya tengo mis clientes, la gente viene directo a buscarme”, aseguró Largaespada.

En el mercado Oriental, Imara León Soza, de 57 años, también espera ventas favorables para las fiestas patrias.

León Soza dijo que tampoco incrementará su inventario. Aseveró que estima un incremento en las ventas de un 20% a 40% y con la mercadería que ya tiene en bodega, le basta.

Esta comerciante tiene 40 años de vender en el Oriental y en cuatro décadas de trabajo ha logrado construir y mantener un taller, donde elabora parte de la mercadería que ofrece. La mujer dijo que eso le permite ofrecer su mercadería a un costo más accesible.

“La falda para niña de primaria cuesta C$150, la juvenil C$200. Los pantalones de sincatex cuestan C$250 y C$280. Zapatos solo tengo del nacional, que es pequeño y cuesta C$150”, dijo.

Pese a lo que dicen los comerciantes, la representante de la micro y pequeña empresa del sector textil y de confección de Nicaragua, Claudia Ordóñez, manifestó que tienen expectativas de un crecimiento en sus ventas y que están produciendo esos productos.

Este año la economía del país podría experimentar una contracción de entre 5.4% y 6.8%. Imagen referencial/END

Ordóñez señaló que la materia prima está más cara y que conocen la situación económica de la población, por lo tanto, manifestó que la idea es mantener los precios de sus productos.

La empresaria del sector textil dijo que ya en enero “muchos padres no pudieron comprarles uniformes nuevos a sus hijos por el desempleo”.

Jessica Olivas, otra comerciante del Oriental, no se mostró tan entusiasmada por la proximidad de las fiestas patrias, pues considera que las ventas han estado tan bajas desde meses atrás, que ahora difícilmente mejorarán.

“No es suficiente decir que ya viene el 14 y 15 de septiembre. Antes decíamos que las fechas de pagos todo mejoraba, pero ahora todos los días son iguales, da igual que sea 15 o 30, ojalá que en estas fechas las cosas mejoren”, manifestó Olivas.

En el establecimiento de Olivas Sevilla, los precios de las camisas de la marca sincatex cuestan de C$150 a C$180 para niños que cursan primaria y C$200 talla juvenil. Los pantalones C$220 a C$280.

El precio promedio de zapatos para niños oscila entre C$150 y C$200. En tallas juveniles de C$350 a C$380 y los más caros C$450.

Nicaragua atraviesa una crisis económica desde el año pasado que provocó una caída de aproximadamente 3.8% del producto interno bruto (PIB).

Según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), este año la economía del país podría experimentar una contracción de entre 5.4% y 6.8%.

Además, Funides prevé que el consumo privado en el país experimentará una caída de 6.6% este año, superior a la disminución de 4.8% de 2018.