• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“Estamos en un momento crítico y decisivo que representa una seria amenaza a la sostenibilidad de la caficultura nacional”, dijo Aura Lila Sevilla, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), después que la bancada del Frente Sandinista en el Parlamento aprobó este martes la Ley de Transformación y Desarrollo de la Caficultura.

Los representantes del sector cafetalero demandaron una auditoría a la Comisión para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura (Conatradec) y que se “inmovilicen” los más de US$25 millones recaudados con el aporte de los cafetaleros, que son administrados por el Banco de Fomento a la Producción (Produzcamos).

“Ese fondo debería ser manejado por los productores privados, pero la reforma le da al presidente de la República la potestad de elegir a los miembros de la Conatradec, lo que pone en peligro el fondo porque puede usarse como caja chica del Gobierno”, advirtió el legislador Alfredo César, del Partido Conservador, quien votó en contra de la reforma.

Sevilla comentó: “Antes de abril de 2018 se daba un informe de dónde estaban los fondos y dónde estaban colocados esos fondos que generan una cantidad de intereses; a partir de entonces no tenemos conocimiento de los fondos, pero sabemos que están siendo administrados por este banco (Produzcamos)”.

Los planteamientos de la ANCN quedaron plasmados en un pronunciamiento conjunto con la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan), la Asociación de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda) y la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (Apen).

Los planteamientos de la ANCN quedaron plasmados en un pronunciamiento conjunto con la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan). Archivo/END

El presidente de Excan, José Ángel Buitrago, insistió en que la situación que enfrenta el sector pone en riesgo 60,000 empleos de un total de 350,000 que se generan en esta actividad económica.

Los representantes gremiales de los caficultores afirmaron que la falta de financiamiento también pone en riesgo los ingresos de US$400 millones a la economía nicaragüense.

“El cultivo de café no va a desaparecer, pero se va a ir golpeando y va a ir disminuyendo; pero sí, tenemos que buscar otras alternativas y lo estamos haciendo”, sostuvo Sevilla.

Entre enero y julio, las exportaciones de café generaron US$371.8 millones en ingresos al país, mayor a los US$356.7 millones obtenidos en igual período de 2018, según datos del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Reforma

La Asamblea Nacional aprobó con 70 votos favor y 15 en contra, la reforma a la Ley para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura, la cual establece que cuando el precio por quintal del grano arábiga supere los US$100, los cafetaleros aportarán un dólar a una comisión que debe velar por los incentivos de este sector, pero esa comisión está siendo cuestionada por los productores.

La Asamblea Nacional aprobó con 70 votos favor y 15 en contra, la reforma a la Ley para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura. Archivo/END

Antes de la reforma, los productores debían aportar un dólar a Conatradec por cada quintal vendido, cuando el precio estaba entre 0 y 140 dólares, pero ahora la comisión será pagada solo cuando el quintal de café se venda a un precio mayor de US$100.

Según la Asamblea Nacional, en un período de casi 6 años, los productores lograron formar un fondo de US$22 millones con el aporte de un dólar por cada quintal de café vendido a un costo igual o mayor a los US$140, a los cuales se les suman los intereses ganados por estar administrados por un banco, de manera que la suma del monto llega a US$25.7 millones, aseguraron legisladores durante el debate, previo a la aprobación de la reforma.

Fertilizantes

Ernesto Baltodano, presidente de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos (Anifoda), explicó que la baja en las ventas de fertilizantes es resultado, en parte, de la poca compra que están haciendo los caficultores.

Las ventas de fertilizantes, según Baltodano, han caído entre 20% y 25% en términos de volumen, lo que significa que se han dejado de vender unas 15,000 toneladas de este producto, generando unos US$8 millones en pérdidas.

El presidente de Anifoda, explicó que esta tendencia se puede mantener en el transcurso del año, incluso, ampliarse un poco más, ya que los caficultores que uno de los principales consumidores del país están “pasando un tiempo muy difícil”.

Según la Asamblea Nacional, en un período de casi 6 años, los productores lograron formar un fondo de US$22 millones con el aporte de un dólar por cada quintal de café vendido a un costo igual o mayor a los US$140. Archivo/END

“Nosotros llevamos el pulso a través de la colocación del producto y todas las encuestas de nuestros agremiados reflejan una caída sensible en la colocación de insumos, eso implica que habrá una baja en producción o que habrá menos áreas”, puntualizó Baltodano.