• Biarritz, Francia |
  • |
  • |
  • Edición Web

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró este sábado que la Unión Europea responderá a Estados Unidos si impone nuevos aranceles a las importaciones de vino francés, en represalia por el impuesto especial sobre las multinacionales tecnológicas que aprobó Francia.

"Protegeré el vino francés con clara determinación (...). Si Estados Unidos impone nuevos tributos, entonces la Unión Europea responderá en el mismo nivel", dijo Tusk, durante una rueda de prensa previa al inicio este sábado del G7 en Biarritz, en el suroeste de Francia.

Por su parte el presidente de Francia, Emmanuel Macron, estimó que las "tensiones comerciales son malas para todos" después de que su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, impusiera más aranceles a China y amenazara con nuevos gravámenes al vino francés.

En un discurso pronunciado por televisión antes de reunirse con los líderes del G7 en Biarritz (suroeste de Francia), Macron dijo que su objetivo es "convencer a todos nuestros socios de que las tensiones comerciales son malas para todos", y se comprometió a trabajar a favor de una "verdadera reactivación" de la economía mundial.

El mandatario francés lanzó también un llamado "a la calma" a los militantes anti-G7 que protestaban este sábado contra esta cita de países ricos. "Los grandes desafíos", como el clima la lucha contra las desigualdades o la inseguridad, "las resolveremos si actuamos juntos", apuntó.

Donald Trump y su esposa Melania Trump al llegar a Francia / AFP Francia pretende también presentar resultados concretos sobre algunos temas como la "lucha contra las desigualdades", tema oficial de la cumbre, extendiendo las discusiones a los dirigentes de "potencias de buena voluntad" como India, Australia, Sudáfrica y Chile.

Macron pidió al G7 "hablar de la urgencia" del problema de los incendios en la Amazonía, lo que le valió la crítica del presidente brasileño Jair Bolsonaro, quien dijo que discutir este problema en ausencia de Brasil demostraba una "mentalidad colonialista".

La economía mundial, bajo la amenaza de recesión en un contexto de guerra comercial entre Estados Unidos y China, será igualmente foco de atención.