• Buenos Aires, Argentina |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El control cambiario impuesto por el presidente Mauricio Macri para proteger el peso luego de que este perdiera casi 30% frente al dólar en agosto, tras el revés electoral sufrido en las primarias, ha espantado a los inversores.

Los mercados internacionales ya asimilaron la sorpresa de las primarias que tornan extremadamente difícil la reelección de Macri y acercan a la victoria al presidenciable Alberto Fernández, un peronista de centro-izquierda y duro crítico del programa del Fondo Monetario Internacional (FMI), y a su compañera de fórmula, la expresidenta Cristina Kirchner.

Pero queda "una pregunta abierta" que genera gran incertidumbre y está provocando volatilidad: "¿Qué tipo de política económica tendremos en el próximo gobierno?", dijo a la AFP Tiago Severo, analista de Goldman Sachs en Nueva York.

Y si gana Alberto Fernández, ¿qué pasará "en particular con el compromiso de equilibrio fiscal, de responsabilidad monetaria (...) el tratamiento de la deuda, la relación con los acreedores internacionales"?, se preguntó.

El control cambiario ha presionado a la baja a todos los activos de Argentina, como bonos o acciones, ya que los inversores son más reacios a invertir en el país cuando hay "un riesgo de default muy grande, independientemente de las elecciones", explicó Severo.

Este martes en Nueva York las acciones del Grupo Financiero Galicia cayeron al cierre 11.72%, las de YPF 5%, las de Macro Bank 6%, las del Grupo Supervielle casi 7% y las de BBVA Argentina 7.58%.

En Buenos Aires, la bolsa cerró con un derrumbe de 11.9%, con fuertes caídas de instituciones bancarias y empresas energéticas.

El control cambiario impuesto por el presidente Mauricio Macri para proteger el peso luego de que este perdiera casi 30% frente al dólar en agosto, tras el revés electoral sufrido en las primarias, ha espantado a los inversores.Archivo/END

El peso se mantenía estable a 58.49 por dólar tras una recuperación de 5% el lunes. Analistas en Wall Street señalaron que el Banco Central argentino intervino el martes en el mercado cambiario, aunque no a través de una subasta. El lunes el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, dijo que no se informaría sobre las intervenciones.

Jorge Piedrahita, CEO de Gear Capital Partners, una firma de consultoría basada en Nueva York, coincide en que los derrumbes en el mercado de bonos y acciones obedecen a la incertidumbre sobre los planes económicos del candidato presidencial Alberto Fernández.

"El problema es mucho más amplio que una falta de disponibilidad de dólares", afirmó, calificando los controles cambiarios de "parches" temporarios.

"La expectativa del mercado es que haya un default en la Argentina", considerada por muchos como un "serial defaulter", indicó.

Calificación

La calificadora de riesgos Fitch subió el martes la calificación de deuda soberana de Argentina a “CC” desde “incumplimiento restringido”, luego de que el Gobierno pagó instrumentos de deuda a corto plazo el 30 de agosto.

La agencia de calificación, sin embargo, rebajó el techo del país a CCC desde B-, citando la reciente imposición de controles de capital y los riesgos de que puedan ser más estrictos.

Y si gana Alberto Fernández, ¿qué pasará "en particular con el compromiso de equilibrio fiscal, de responsabilidad monetaria (...) el tratamiento de la deuda, la relación con los acreedores internacionales"?, se preguntó.Archivo/END

Fitch señaló que la calificación CC refleja la expectativa de un probable un nuevo incumplimiento por parte del país o algún tipo de reestructuración de la deuda.

La semana pasada, la calificadora había rebajado la deuda soberana argentina a “incumplimiento restringido”.