• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) estima que en el 2019 Nicaragua tendrá una disminución de sus ingresos totales de US$1,072 millones por exportaciones, inversión extranjera directa, cooperación externa, remesas familiares y turismo.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, señaló que si el pronóstico de Funides para el 2019 se cumple, el impacto de los dos años de crisis socioeconómica ascenderá a US$2,457 millones, equivalente a 17.1%.

Funides afirma que en los últimos años la economía del país se ha basado en seis pilares externos: las exportaciones de bienes y servicios, las importaciones, la inversión extranjera directa; el turismo; las remesas familiares y la cooperación externa. De estas, en la actualidad, solo las remesas están creciendo.

Asimismo, predice una contracción del 15% en las importaciones, que tendrá repercusiones en la producción del país en el futuro.

“Cuando nosotros sumamos la cifra total de esas seis fuentes, en el año 2017, estas representaron US$14,343 millones. Cuando hacemos la misma suma en el año 2018, que ya es el producto de ese tsunami que nos golpeó a todos los nicaragüenses, el total se reduce a US$12,958 millones. Eso significa que, en el primer año de crisis (2018) perdimos US$1,385 millones de dólares; y que las fuentes de crecimiento se redujeron en un 10.6%”, afirmó el presidente del Cosep.

En el 2019, Funides estima que “vamos a cerrar el año con US$11,886 millones, es decir, con una caída adicional de US$1,072 millones”, lo que significa otra caída de 8%, indicó Aguerri.

Es por eso que el representante de la organización empresarial considera que entre 2018 y 2019 la crisis podría tener un impacto negativo equivalente a US$2,457 millones.

Funides explicó a El Nuevo Diario que solo las exportaciones de bienes y servicios caerán este año en un 5%.

El centro del pensamiento estima que las importaciones podrían registrar una disminución de cerca de 15%, en el 2019, destacando que “esto es muy importante, porque refleja no solo la contracción del consumo en el país, sino también una afectación en la producción a futuro”.

“Tenemos el problema que muchas de las importaciones son de bienes de capital y de bienes intermedios, que son las que contribuyen a la producción del país. Una contracción de esta naturaleza tiene un impacto muy importante en el crecimiento de los años venideros”, explicó Funides.

La inversión extranjera directa, que se contrajo en el 2018 en casi un 60%, podría experimentar en el 2019 una disminución de 7%, de acuerdo con Funides.

La falta de inversión extranjera también afectará la capacidad de producción a futuro del país, subrayó el centro del pensamiento.

Menos ingresos por turismo

Asimismo, el centro del pensamiento estima que el turismo se contraerá en cerca del 14%.

Los empresarios realizaron su segundo encuentro en el Incae este miércoles.  Oscar Sánchez/END

“En turismo estamos viendo una contracción adicional a la del año pasado de 13.8%. Nuestras proyecciones indican que los ingresos por turismo van a seguirse contrayendo. Esto es muy importante porque el turismo genera una fuerte cantidad de divisas, que dinamizan la economía: generan empleos y en general hay muchos negocios pequeños”, aseveró el centro del pensamiento.

Funides estima que los ingresos del turismo podrían descender a US$469 millones, después que fueron US$841 millones, en 2017, y US$544 millones, en el 2018.

Finalmente, Funides estima que la cooperación externa pública caerá aproximadamente 8% en el 2019, una caída similar a la del año pasado.

“La única fuente de crecimiento que no está cayendo son las remesas. Y eso, de alguna manera, es algo que se lo debemos a los nicaragüenses que están en el exilio, se lo debemos a los nicaragüenses que viven en el exterior. Pasamos, en el año 2017, de US$1,390 millones a US$1,500 millones en el 2018; y ahora, probablemente vamos a llegar a US$1,650 millones, en remesas”, indicó el presidente del Cosep.

El presidente del Cosep fue contundente en señalar que la economía de Nicaragua sigue siendo golpeada por la crisis sociopolítica del país.

Aguerri brindó esas declaraciones después del segundo Encuentro Empresarial, que se llevó a cabo este miércoles en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae Business School). El primero fue hace 9 meses en el mismo centro de estudio.

Datos “embargados”

“Hicimos nuevamente una valoración económica y sociopolítica sobre lo que estamos enfrentando en Nicaragua”, dijo Aguerri, quien criticó que el Gobierno tiene “gran parte de esa información económica embargada”.

Según Aguerri, con la visita que se espera al final de este mes del Fondo Monetario Internacional, el Gobierno debería publicar todas las estadísticas que mantiene “embargadas”.

Sin embargo, de acuerdo con el presidente del Cosep, la crisis ha provocado la pérdida de unos 173,000 empleos formales.

Asimismo, Aguerri manifestó que, como producto de la reforma fiscal y una mayor carga en el seguro social, en el país ha habido un crecimiento de los precios (inflación) que estamos pagando todos los nicaragüenses.